Cuando esperas que tu Ex pague por lo que te hizo.




Hay ocasiones en que estamos tan enojados con una persona que nos lastimo y buscamos la forma de vengarnos y a veces no encontramos la forma, otras veces decidimos no hacer nada para no lastimarnos más y nos aferramos a la idea de que la vida le pasará la factura y pagará por el daño que hizo, ayer charlaba con un amigo sobre esto y le decía que es realmente difícil saber si esa persona recibirá su "merecido" y que tal vez nunca lo sabré y eso era un poco frustrante y el me dijo que en realidad eso no importa y obviamente lo refute y le dije pero como no va a importar después de todo lo que yo lloré y su respuesta me colapso, él dijo: no importa más porque TU FELICIDAD NO DEPENDE de ello. 

Quise responder pero su respuesta fue demasiado clara, estar esperando que la vida haga justicia es olvidarme de mi vida y seguir aferrada al pasado, así que es mejor soltar y soltar incluye dejar el Pensamiento divino de recibir justicia, eso no es justicia, justicia es aceptar mis errores, aprende de ellos y no dejar de luchar por mi y mis sueños eso en realidad lo es todo.


Te dejo algunos tips para manejar el enojo, con amor Evelyn Ly.



1.- Acepta las cosas que no puedes cambiar.



Hay muchas cosas que, a pesar de que nos lastiman o molestan, no podemos hacer nada al respecto.

Ya sea porque no tienen solución o porque ésta no depende de nosotros.



Sólo podemos cambiarnos a nosotros mismos y sólo en ciertos aspectos.
Nosotros nunca vamos a poder cambiar a otra persona, por mucho que la presionemos, si ella no quiere o puede hacerlo.

En ocasiones vivimos experiencias que nos hacen sufrir o nos enojan y no tenemos ningún control sobre ellas.
Enojarnos porque son injustas, porque no deberían de ser, etc., sólo aumenta nuestro dolor y coraje.
Por lo tanto, lo mejor es aceptarlas, es decir, reconocer que así son, que se están dando.

Esto no quiere decir resignarnos, sin hacer nada.
Al contrario, al aceptarlas, podemos ver que opciones tenemos.
Si no podemos cambiar la situación que estamos viviendo, podemos alejarnos de ella o cambiar nuestra actitud y forma de pensar.



2.- Evita ser un eslabón en la cadena de agresión y enojo.




Con frecuencia el enojo no manejado y no expresado adecuadamente, a la persona que nos lo provocó, lo descargamos en otras personas y estas pueden hacer lo mismo, dándose una cadena sin fin.



Por ejemplo, el jefe regaña al empleado, éste se desquita con su esposa, ella con los niños, ellos con el hijo de su vecino que va llorando con su mamá, ésta se enoja y …
Y así sucesivamente la cadena puede alargarse al infinito.

¿Cómo romperla?
Cuando se desquitan contigo, aunque sepas que es injusto, no discutas en ese momento.
Después, elige el momento adecuado y habla las cosas, utilizando técnicas adecuadas de comunicación.

Cuando tú estés enojada, analiza bien las causas y busca resolver los problemas con la persona adecuada.

Utiliza las técnicas adecuadas para relajarte y tranquilizarte y si es necesario, comenta con la gente con la que estás en esos momentos, que estás enojada y/o de mal humor, pero que no es con ellos.



.- Date un "tiempo fuera".





No podemos dejar los problemas sin resolver, ni el enojo sin manejar, porque siguen surgiendo una y otra vez, creando nuevas dificultades.

Por eso es importante hablar y aclarar las cosas con la persona involucrada.


Sin embargo, si estás muy enojado, antes de hablar, date un tiempo para disminuir tu coraje.
Hazlo, distanciándote físicamente de la situación o la persona.
Pero evita, durante ese tiempo, tener pensamientos que mantengan tu coraje.

Lo ideal es hacer alguna actividad que te "obligue" a pensar en otra cosa.
Aprovecha ese tiempo para trabajar en tu enojo, relajándote, leyendo un libro, oyendo música, dando un paseo, etc. 



4.- Desarrolla tu empatía.




Ser empático significa comprender a la otra persona, entenderla, ponerse en sus zapatos.

Cuando realmente podemos hacerlo, contactando con sus necesidades, sentimientos y pensamientos, podemos entender la razón de su conducta.


Esto no significa que tenemos que estar de acuerdo con esa persona, pero sentir y ver las cosas desde su punto de vista, nos ayuda a tener una perspectiva diferente y a eliminar el enojo.




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra