7 frases para sacarte a ti mismo del olvido





Todos conocemos ese dicho que la confianza cuesta mucho de ganar y se pierde muy fácilmente, por lo que es algo que hemos de cuidar mucho, ya que nos va a aportar más que no restarnos en nuestro día a día. No hay nada tan valioso como confiar en mi entorno y por supuesto confiar en uno mismo, gracias a ello tendremos la seguridad para afrontar todas las adversidades que nos vayamos encontrando. 





¿Cómo ganamos confianza? 


Mucho me temo que sólo hay una manera de ganar confianza, apostar y arriesgarse a que algo no sea seguro o nos pueda decepcionar, pero no hemos de ver únicamente el lado negativo, como en toda apuesta podemos perder, pero también ganar, y la seguridad, la tranquilidad en otros o en uno mismo no tiene precio, ni se vende en las farmacias. Por lo que esta inversión de riesgo ofrece muchos beneficios, ahora bien, no podemos hacerlo a lo loco ya que a la segunda o tercera vez que perdamos la confianza nos costará mucho más volver a recuperarla. 


1) Mis capacidades 

En muchas ocasiones nos centramos en aquello que no tenemos, eso otro que no sabemos hacer, soy torpe con… Y nos olvidamos por completo que se me da especialmente bien esto, o que cuando me pongo a hacer aquello todo el mundo se queda boquiabierto. Céntrate un minuto y piensa en qué destacas, qué se te da realmente bien? hoy es un buen día para practicarlo. 


2) Mi imagen 

Cuánto hace que no sales de compras, vas al peluquero o a un centro de estética. ¿No te aburre verte siempre con lo mismo en el espejo? Nos hemos propuesto recuperar la confianza, pero para ello necesitamos vernos guapos y atractivos. Sal de compras, arréglate. 


3) Mis logros 

Empieza a repasar todas las cosas que has conseguido este año, tanto materiales como afectivas o sociales. No pares de marcarte nuevas metas u objetivos, pero han de ser tus metas, no las del vecino o las que otra persona ajena te imponga, aquí mandas tú, y cada vez que los consigas prémiate, celébralo, lo has conseguido gracias a tu esfuerzo y constancia. ¿Cómo no vas a confiar de alguien que logra sus metas? 


4) Mis amistades 

Rodéate de tus amistades, si ellos confían en ti será porque eres una persona muy válida, aunque en estos momentos no puedas ser del todo consciente. Estar con tus amigos te hará recordar por qué quieren estar contigo, y por qué tú quieres estar con ellos, echaros unas risas y divertiros un rato. Si eres persona de pocas amistades, ahí va el reto del día: proponte conocer y hablar con una persona con la que no hayas hablado todavía, da igual quien sea, el del bar, la vecina, saluda a esa chica del gimnasio, o sal a pasear al perro con ganas de conocer más gente que pasee sus perros. 


5) El deporte 

Tan importante como el respirar. Haciendo deporte generaremos endorfinas, quemaremos nuestra adrenalina y nervios de más, tendremos oportunidad de conocer gente nueva y cuidaremos nuestro físico una parte vital para sentirnos bien con nosotros mismos. Ponte pequeños objetivos, desde ir un par de días al gimnasio por semana, a apuntarte a esa clase dirigida que tanto te gusta pero crees que todavía no tienes el nivel. y cuando lo hagas prémiate, lo has conseguido! 

Y para ello, te animo a leer con mucha calma y dejar que penetren estos mensajes hasta lo más profundo de ti. Permite que te duela y acoge con cariño tu propio dolor sanador. Vamos despacio: 


1. “Naciste entero, no necesitas una media naranja” 

En palabras de John Lennon: «Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad. No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece cargar en las espaldas con la responsabilidad de completar lo que nos falta» La responsabilidad de tu vida es tuya. No necesitas depender de otra persona para ser tu mismo. No existe un alma gemela “perfecta” para tu vida. Puedes vivir solo si así lo decides. También puedes compartir tu vida con una pareja o con quien quieras. Eso si, en las relaciones humanas hay conflictos que podemos vivir y aprender con ellos. Y el reto, ya sea juntos o solos, es aprender a amar cada día aprovechando la vida cotidiana. El reto es amarnos a nosotros mismos con madurez para poder así amar de verdad a otras personas sin dependencias, manejos y engaños. Vía Rincón de Psicología: Nacimos enteros, no necesitamos una media naranja. 


2. “El amor tiene un límite y se llama dignidad” 

«La dignidad no debe perderse por nadie, porque el amor no se ruega ni se suplica, y aunque nunca debe perderse un amor por orgullo tampoco hay que perder la dignidad por amor» No todo vale por amor. Hay lineas que no debemos cruzar y espacios que reservar para nosotros mismos. Tampoco todo amor es realmente amor, sino más bien miedo, apego y resignación. Tu voz interior grita fuerte dentro de ti en toda su belleza y dignidad, y te ayuda a protegerte y ser tu mejor versión. No permitan que otros manipulen y callen tu propia voz. El amor no es ciego. Vía La mente es maravillosa: El amor tiene un límite y se llama dignidad (Autor: Valeria Sabater) 

3. “Para estar en paz, hay que aprender a ignorar a las personas dañinas” 

«Existen personas cuya forma de ser y comportarse simplemente no se complementa con la nuestra y mantener una relación estrecha con ellas solo puede hacernos daño porque sus actitudes nos desequilibran, bloquean o nos impiden realizarnos plenamente como personas» Alejarnos de ellas es un acto de compasión hacia nosotros mismos y también hacia ellas. En realidad no las ayudamos si permitimos que sigan manipulándonos. Es más valiente afrontar la situación e ignorarlas. Posiblemente ellos no cambien, pero al menos habrán tenido la oportunidad de ver su propio daño reflejada en nuestro rechazo sincero. Además de ignorar a personas concretas, es fundamental ignorar actitudes dañinas que todos tenemos como las siguientes: 1. Las críticas destructivas 2. Las comparaciones inútiles 3. Las preocupaciones sin fundamento 4. Las inseguridades innecesarias 5. Las culpas erróneas Vía Rincón de Psicología: Para ser feliz, hay que aprender a ignorar (Autor: Jennifer Delgado) 

4. “Suelta tus dependencias y conviértete en tu propia autoridad” 

«Llega un momento en la vida en la que nuestra edad y la vida misma nos pide a gritos que demos el paso a la vida “adulta”, y desde mi punto de vista “la vida adulta”, no es algo pesado o difícil, sino ese lugar de libertad donde te haces cargo de ti mismo y te conviertes en tu propia autoridad» Este es un proceso gradual, en la que vas soltando figuras externas de autoridad (padres, jefes, etc.) y vas tomando cada vez más tus propias decisiones. Y entiende que esto no es un acto de rebeldía, sino de maduración, libertad y autoexpresión. Te empoderas y vas ganando autonomía interior, comprendiendo que a la vez vives dentro de los límites de tu propia sociedad. Vía desansiedad: Libérate de dependencias y conviértete en tu propia autoridad (Fabiana Cuevas) 

5. “Enamórate de ti, de la vida, de lo que te rodea, de lo que haces, de quién eres” 

«Quererse a uno mismo es considerarse digno de lo mejor, fortalecer el autorespeto y darse la oportunidad de ser feliz por el solo hecho, y sin más razón, que estar vivo» Tu autoestima es un valor imprescindible que debes cuidar, mantener y potenciar, como bien hemos ido haciendo por aquí con el taller de Autoestima Profunda. Gracias a tu autoestima puedes amar la vida y amar a otras personas. Sin ella estamos cojos y nos pasamos la vida mendigando medias naranjas, amor sin dignidad, que nos hagan caso, autoridades externas y un rol con el que los demás puedan definirnos… Triste verdad… Vía Walter Riso y su libro “Enamórate de ti” 


6. “Aprende a decir «si» sin miedo y «no» sin culpa” 


«Autoafirmarnos sin agredir es un actitud y un comportamiento que no todo el mundo sabe llevar a cabo. En ocasiones, se llega a confundir el orgullo con el egoísmo o la reafirmación de uno mismo con la imposición de los propios valores. Ahora bien, decir “sí” sin miedo y “no” sin culpa es mucho más que un necesitado ejercicio de higiene mental y supervivencia» Vivir con libertad es todo un reto. Requiere soltar el miedo a mostrar a los demás nuestras decisiones, necesidades y valía personal. Y también soltar la culpa por poner límites a los demás y por no seguir a la mayoría. 

7. “Lo que eres ya está dentro de ti” 

«Lo que somos ya lo somos aunque a veces no lo vemos» Que natural para una mariposa simplemente ser. Tú ya eres… siendo. No hay nada que hacer o buscar para ser tú mismo. Eres como verbo, como acción, como proceso en movimiento. Siente tu espacio interno de felicidad y plenitud, expresándote y realizándote como persona. «Abandónate. Suelta la lucha por cambiar… y abandónate al cambio. Simplemente se el cambio que ocurre en ti. Muere en este momento al deseo de ser otro y a la comodidad del sufrimiento conocido. Deja que emerja lo que ya es, lo que no escuchas con tanto palabreo. Suelta» Vía Ignacio Gallego de Lerma y Mariluz Lopez Fernandez (creadora del mosaico y terapeuta corporal integrativa) Espero que este viaje y estas frases despertadoras te estén removiendo por dentro y ayudándote a sacarte a ti mismo del olvido de sí. A mi personalmente lo están haciendo. Eso si, soltar ideales, creencias y dependencias lleva su tiempo, y vale la pena que las releas de vez en cuando.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Personas que buscan otra pareja de inmediato tras una separación

Hubiera jurado que era para mi.