¿Que hago con la ansiedad de buscar y volver con mi ex?


Lo primero y más importante es comprender que tu cerebro cuando se encuentra en un dilema, siempre le dará vueltas al mismo asunto.


Si no estás harto de la misma situación de siempre, si piensas que esa ansiedad es normal y que, por el contrario, estás llamando una y otra vez a tu ex, averiguas por todos los medios cómo es que le va, entonces la recomendación que te daré más adelante no servirá de nada. No te llenes de información en vano. Hazlo justo cuando lo necesites. El exceso de consejos y recomendaciones al final pueden actuar en tu contra porque sabes exactamente lo que te sucede pero no haces nada al respecto.

La técnica es sencilla pero seguramente te costará un poco aplicarla. No te preocupes que eso es normal: luchar contra meses e incluso años de pensar de otra manera no es nada fácil, pero eso no quita lo sencillo que es la técnica.

Haz de cuentas que que ya sabes perfectamente cómo va a actuar tu ex o qué es exactamente lo que él/ella piensa de ti. No importa si te dicen algo por allí que parezca de buena caridad, no importa si tu ex ha hecho de todo para hacerte creer que ha cambiado. NADA.

Tú ya sabes que, a pesar de que te haya dicho que cada vez que se acuesta con otras mujeres sigue pensando en ti, eso no cambiará su actitud y siempre te herirá por más que esa no sea su intención. No importa cuántas veces te diga que ha sufrido por ti, tú supones que es su estrategia de manipulación y que ese tipo de personas nunca cambian.

No importa cuánto te diga que te ama, tú das por hecho que la forma en que te ama es dañina, por más que sea verdad, la relación no funcionará.

Si por allí estás en casa y tienes ganas de llamarlo o llamarlo para saber en qué anda, tú inmediatamente supondrás que anda muy feliz con su nueva pareja, que se ha olvidado completamente de ti y que en vez de pensar que aún ocupas un lugar en lo más recóndito de su corazón, simplemente supones que tú para él o ella eres un punto pequeño bastante alejado del universo y jamás te recordará.

Mata la curiosidad por más que no sea verdad. Te aseguro que después de ésto tus dilemas mentales se disiparán en gran medida.

Es mejor dejar un lindo recuerdo que insistir y convertirse en una verdadera molestia 

Por último, para reforzar el anterior ejercicio, quiero que te pongas a pensar en esta frase que encontré por la web y que me ha encantado bastante: “Es mejor dejar un lindo recuerdo que insistir y convertirse en una verdadera molestia“… Toma!!!

Pues míralo desde el lado positivo: Si dejas de volverte tan insistente debido a que tu ansiedad te conduce a estar llamando o estar viendo de vez en cuando a tu ex, ya no estarás hundiendo tu reputación ni tu atractivo personal.

Si te sigues arrastrando por tu ex, él o ella difícilmente te verá como una futura pareja por más que tu intención sea que vea tú “aún sigues amándolo(a)”, ya que el amor no se demuestra desde una posición de inferioridad, sino en un entorno de igualdad, entre “tú a tú”.

Mata la curiosidad, haz de cuenta que las cosas no van a cambiar y deja de insistir porque quedarás en el completo ridículo y serás recordando como una persona insoportable de las que se arrepentirán haber conocido.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra