Cambiar por fuera para cambiar por dentro



Siempre hemos escuchado que todo cambio debe hacerse desde el interior.

Estoy parcialmente de acuerdo. 

El interior y el exterior son las dos caras de una misma moneda. 

Entonces, podemos hacer cambios en cualquiera de los dos sentidos porque un cambio en el interior repercutirá en el exterior y viceversa. 

No nos engañemos, los cambios en el interior por lo general llevan mucho más tiempo pero cualquier cambio en el exterior es más rápido. 

Un escritorio desordenado puede llegar a saturarte e incluso paralizarte a la hora de empezar a trabajar, pero cuando lo ordenas te sientes con mayor concentración y ganas de trabajar, de pronto algo se ha colocado también a nivel interno. 

En yoga dicen : ” Como está tu armario, está tu mente” 


Las mujeres sabemos de esto un montón. 

Un mal día se puede salvar con maquillaje y rímel… 

Y es que cuidarte y verte un poquito mejor por fuera va a hacer que te sientas mucho mejor por dentro y SI, estos detalles pueden marcar la diferencia entre un día gris y uno lleno de color. 

Confieso que no soy una persona especialmente coqueta (aunque cuando me pongo me doy maña), mi energía siempre está en otros temas pero reconozco que cuando paro para cuidarme y mimar mi físico, mi energía sube como la espuma. 

Cuidar tu cuerpo, tu belleza y tu imagen es sinónimo de amor por ti mism@. 

Todo lo que implica cuidado es una forma de nutrición a todos los niveles. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra