Que todo lo que pase a través de ti te transforme







Cuando me amé de verdad comprendí que, en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta y en el momento exacto y, entonces, pude relajarme.
Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy se llama… Amor propio

Charles Chaplin

Crecer como persona es un proceso que dura toda la vida. Por desgracia, no siempre tomamos el camino apropiado y podemos encontrarnos en una situación en la que nos sentimos lejos de nuestra propia esencia y vivimos en piloto automático, distanciados de nuestros sueños, nuestras aspiraciones y nuestras necesidades. En esta sociedad que va tan rápida, es fácil dejar de ser protagonistas de nuestra vida y perder de vista nuestros deseos más personales.

Cuando llegamos a este punto, toca cambiar y conectar de nuevo con nuestra propia identidad, examinar cómo está nuestro mundo interior y exterior y cómo nos relacionamos con las personas que nos rodean. Toca pasar a la acción y transformarse. De esta manera, podemos recuperar nuestro bienestar y nuestro nivel de autosatisfacción.

Esta transformación comienza en nosotros mismos, porque el cambio es un proceso individual y personal, y nadie puede cambiarnos si nosotros no queremos cambiar. Transformar nuestra vida requiere autorreflexión, ser conscientes de nuestra propia capacidad para lograr nuestras metas y conseguir cambios positivos y duraderos; y exige compromiso, tiempo, energía y estrategias claras y realistas.

¿Estás en el lugar que quieres estar?

El camino hacia el bienestar y el crecimiento personal implica lograr el equilibrio y la armonía en nuestro día a día, en la relación con nosotros mismos y con los demás. Por eso, es necesario observar e identificar si estamos en el lugar donde queremos estar y si estamos satisfechos con nuestra vida, y definir qué podemos hacer para mejorar lo que no nos hace satisface, así es posible trabajar para que ese cambio sea posible.

El bienestar puede entenderse como “estar en el lugar en el que uno quiere estar”, y aunque esto no sea una constante sino algo dinámico, que se construye a lo largo de la vida y que puede modificarse en cualquier momento, si que puede convertirse en una característica relativamente estable si conseguimos una buena relación con nuestro interior y con nosotros mismos, y si nos empoderamos frente a la vida y seguimos el camino que nosotros nos hemos marcado.
6 claves para transformar tu vida

Pero, ¿qué podemos hacer para transformar nuestra vida? ¿qué acciones podemos llevar a cabo para posibilitar un cambio hacia el bienestar y la autosatisfacción?

A continuación puedes encontrar 5 claves que te permitirán transformar tu vida de manera positiva. Son estas:

1. Autoconocimiento y autoconciencia

Puesto que el crecimiento de una persona es un proceso individual y personal, el primer paso para transformar tu vida es conocerte a ti mismo. El autoconocimiento significa evaluar el propio sistema de valores y creencias, detectar los puntos fuertes y débiles, y ser consciente de los propias motivaciones y deseos.

Tomarte un tiempo para averiguar qué es lo más importante para tí, qué es lo que quieres lograr en tu vida, qué te hace feliz, cuáles son tus sueños o en qué momento de tu vida te encuentras es el inicio de tu transformación y tu desarrollo personal. Esto te ayudará a tener una perspectiva más realista de quién eres y dónde quieres ir.

2. Desafía tus creencias limitantes y sal de tu zona de confort

La zona de confort es un estado mental que no permite el crecimiento personal y es un hábito que puede ser perjudicial para lograr un alto grado de satisfacción en el modo de vivir la vida. Cuando decides dar un paso al frente y cambiar tu vida, pero algo te impide avanzar y la ansiedad te mantiene anclado a esa situación que te resulta cómoda, estás poniendo en riesgo tu crecimiento personal. Esto supone un gran coste emocional y un impedimento para seguir con tu transformación hacia un mayor bienestar.

Salir de la zona de confort es no temer a la incertidumbre y confiar en las posibilidades de uno mismo. Pero esto no siempre es fácil. Cuando somos jóvenes, somos más propensos a arriesgarnos, pero a medida que nos hacemos mayores aprendemos a temer al fracaso, pudiendo llegar a la indefensión e incluso a la paralización. Para seguir creciendo, es necesario superar el miedo al fracaso y las creencias limitantes que nos impiden desarrollarnos.

3. Estáte abierto al cambio

Salir de la zona de confort requiere cambiar las creencias limitantes por creencias potenciadoras, porque, en muchas ocasiones, estas limitaciones las pone la mente.

Si las limitaciones las pone la mente, eso quiere decir que la propia mente también puede ayudarnos a llegar más lejos, a superar las barreras o los obstáculos que pueden ir apareciendo en nuestro día a día. Estar abierto al cambio y tener voluntad para llevarlo a cabo es un requisito indispensable para poner en marcha cualquier transformación.

4. Ten un plan de acción

El autoconocimiento ayuda definir los objetivos de manera realista y permite establecer prioridades. Pero para lograr los objetivos, es necesario planificar los movimientos y definir la manera de alcanzar las metas que consideramos que son importantes para nosotros.

Cuando sepas qué es importante para tu felicidad y tu bienestar, debes establecer metas a corto, medio y largo plazo para poder pasar a la acción. De nada sirve querer transformarse si no hacemos nada para cambiar. Ahora bien, recuerda que las metas pueden ir cambiado, así que debes ser flexible. Lo importante es ir paso a paso para lograr la transformación.

5. Responsabilízate y abandona el victimismo

Es frecuente que muchas personas no se responsabilicen de los problemas que les afectan y busquen la causa fuera o culpen a otros de sus errores. ¿Por qué a mi me pasa eso? ¿por qué no reconocen lo que hago? o ¿por qué no cambia la otra persona?... es más fácil hacerse la víctima y esperar a que las cosas sean de otra manera.

Sin embargo, la responsabilidad (o como dicen los expertos en crecimiento personal: la “respons-habilidad”), entendida como la habilidad para responder, es esencial en cualquier proceso de cambio. Tiene que ver con el empoderamiento, el autoliderazgo, en cómo respondemos a los sucesos que ocurren a nuestro alrededor, y es vital para la transformación de nuestra vida. “Respons-habilizarte” frente al cambio es una de las claves del crecimiento personal.

Lo importante es saber quiénes somos y cómo hemos llegado hasta aquí, para lo cual solo tenemos que mirar en cuatro direcciones: 

  • Hacia adelante para saber a dónde nos dirigimos.
  • Detrás para recordar de dónde venimos.
  • Debajo para no pisar a nadie.
  • Y a los costados para saber quién nos acompaña y nos cuida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Personas que buscan otra pareja de inmediato tras una separación

«No te molestes en mandarle un mensaje de WhatsApp. Si no te busca, no le interesas»

5 consejos de Walter Riso de cómo alejarte de tu ex