Contigo Aprendí cuando no vale la pena luchar por una persona


Hace un tiempo me encontraba en la difícil decisión sobre que debía hacer al separarme de mi exesposo, estaba entre el sentimiento de querer salvar mi matrimonio y dejarlo ir.


Aunque él me había lastimado inmensamente algo dentro de mí me decía que tenía que luchar, nací bajo la creencia de que uno no pude dar por perdido todo sino ha hecho todo lo que estaba en sus manos por salvarlo, y es que se trataba de algo realmente importante para mí, mis valores me indicaban que en el matrimonio a pesar de sus altibajos debía dar más, debía luchar, y no darme por vencida tan fácilmente.

Así que como buena psicóloga decidí emprender el camino a través de mi propia recuperación, yo me sentía culpable en parte porque las cosas fracasaron y pensé que si me sanaba encontraría las respuestas y podría recuperarlo a él. Yo le di su espacio, pero le escribía cartas que no le entregaba, y dentro de la terapia mi psicóloga me preguntaba si él se había puesto en contacto conmigo, y pasaban los días, las semanas, y no sucedía, el me había dejado y no hacía nada por recuperarme y tampoco por llegar a un acuerdo por el divorcio, solo me evitaba, esto me hundió mas en la tristeza pues él sabía perfectamente cuanto me había afectado la separación y me había visto en el peor de los estados.

Sin embargo a pesar de su indiferencia fui entendiendo el mensaje, y deje de buscarle, poco tiempo después tratando de buscar respuestas en los libros, me encontré con un cuento de Jorge Bucay que se llama "la princesa que quería casarse", y cuando llegue al final encontré la respuesta que tanto había buscado:

"Cuando tú estás en una relación y te das cuenta de que pudiendo evitarte una migaja de sufrimiento, el otro no lo hace, es porque todo se ha terminado".

Entendí que por más que yo lo amara, a él ni siquiera le importaba mi sufrimiento, entendí que ya no solo se trataba de reconciliarnos sino de la humanidad de saber que lastimaste a alguien y merece respeto y hablar claramente para dejar ir en paz.

Mi mensaje para ti es este: No luches por alguien que te ha demostrado que no le interesas, no luches por alguien que te demuestra a cada instante que no te ama, no luches por conservar un amor que solo es tuyo, agradece porque se fue, agradece porque aún con su indiferencia te esta mostrando la realidad y eso te ayudara a soltar más fácilmente, si es verdad que uno no debe darse por vencido a la primera, pero también hay situaciones donde desde el primer momento tu ex pareja te demuestra que no te ama, y en ese instante es cuando todo ha terminado.

Con amor:


Comentarios

  1. Muy buen artículo esa fue la misma situación en la que me encontré yo con mi exesposo sentía que tenía que luchar asta el final pero el solo tenía indiferencia ante todo y aun así trataba de echarle ganas asta que me di cuenta que pudiendo el evitarme una migaja de sufrimiento no lo hizo porque verdaderamente no le importó lo suficientemente como ami.. y es ahí donde te das cuenta que no tiene caso intentar todo cuando sabes muy en el fondo que solo estás intentando sola.

    Felicitaciones por el "buen artículo"

    ResponderBorrar
  2. Está fue mi situación, intenté hasta que me di cuenta que por más que intentaba el menos se acercaba, nunca le dolió verme mal o pidiéndole salvar nuestro matrimonio, el solo quería irse y con todo el dolor de mi alma lo deje ir, aún lo amo, pero cada vez la certeza de que el no lo hace es más evidente y no queda más que desearle buen suerte y seguir adelante.

    ResponderBorrar
  3. Estoy totalmente de acuerdo, debe existir un limite de intentos para recuperar una relacion. He tomado la decisión de divorciarme, despues de 15 años juntos, 3 separaciones y 3 infidelidades perdonadas, con un par de años de terapia, finalmente estos ultimos 6 años todo lo que estaba a mi alcance para salvar nuestro matrimonio pero me doy cuenta que ya llegue a mi limite, estoy dolida y decepcionada pero quiero continuar con mi vida, vivir plena y feliz y ser el ejemplo de mi hija, no quiero que permanezca en un matrimonio vacio y falso y piense que ella debe tener uno igual, creo que es el momento de soltar la relacion, de dejarla ir. Despues de todo lo que sucedió volví a tenerle confianza pero ahora despues de esto no podré volverle a tener confianza, y por eso es mejor terminar. El dice que ya se dio cuenta que si me quiere a mi, pero despues de cada infidelidad siempre me ha dicho lo mismo, y le creía, queria creerle. Pero ya no mas, me da miedo el futuro, pero hoy mas que nunca tengo ganas de continuar con mi vida. Gracias por compartir este articulo, da esperanza a laa que atravesamos por la misma situacion.

    ResponderBorrar
  4. Cuando estás tan dañado por una persona con el alma y el corazón rotos, todo mundo te aconseja sacarla de tu vida, dejar de pensarla, vivir, perdonar y olvidarla, hacer algo distinto de tu vida y dejar de hundirte en tu depresión, apreciar el resto de la humanidad y acercarte a quienes están contigo, dejar de perder la dignidad y no volverle a hablar, sonreír y superar; borrarla de tu mente y arrancarla de tu corazón. Intentan verte mejor, que vuelvas a sonreír y dejar de sufrir por quien para ellos no vale la pena, pero tu mente y corazón dictan lo contrario, duele y no buscas olvidar tan solo quieres dejar de sentir todos esos sentimientos destrozandote por dentro, quieres llorar pues tu tristeza se desborda y te desploma, quieres sufrir y mientras no encuentres las palabras indicadas de la persona correcta no quieres escuchar a nadie pues tu mente ya está harta de darle vueltas a una misma idea. Por más daño que una persona pueda hacerte mientras tenga el poder de tu atención, pero sobre todo de tu amor, no puedes simplemente olvidarla aún sabiendo que solo puede causar sufrimiento en ti y que ni el destino ni la vida puede en algún momento llevarte de una manera menos dolorosa o más amena de vuelta a su vida. En ese punto nada ni nadie puede ayudarte, pues las únicas dos personas que pueden hacerlo no lo quieren así y no lo intentan. El tiempo no siempre cura, a veces hace las heridas aún más grandes o infecta con maldad un corazón bueno.

    ResponderBorrar
  5. Estando embarazada me di cuenta de esta realidad, que no le importamos ni yo ni sus hijos, porque le rogaba que por favor no me diera malos ratos durante el embarazo pero no le importaba, seguia maltratandome y haciendome mal, sabiendo que eso afecta al bebé jamas paró. Si ni siquiera le evita un dolor a los hijos entonces que puedo esperar...DEFINITIVAMENTE NO VALE LA PENA

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra