El amor equivocado: cuando te enamoras de una mentira



Cuando nos enamoramos, no ponemos atención a algunos detalles de la otra persona, porque estamos completamente convencidos de que es perfecta y a veces resulta complicado poder identificar ciertas señales que podrían indicar que esa relación nos va a hacer daño o que, definitivamente, no tiene ningún futuro.

Esto ocurre en ambos sexos, pero es más frecuente en las mujeres, porque estamos educadas para creer en la bondad de todos los demás y aprendemos a justificar los comportamientos inadecuados, es por eso que existe infinidad de mujeres que son atraídas por hombres que no les convienen.

No podemos generalizar y afirmar que todas las mujeres se enamoran de quién no deben, pero, es cierto, que a muchas de ellas les ocurre y esto se produce de manera subconsciente, para lo cual podemos tener una explicación para la siguiente pregunta:

 ‘¿Por qué nos enamoramos de esa persona y no de otra?’

La respuesta es sencilla, este comportamiento está íntimamente relacionado con el funcionamiento de tu cabeza. Cuando estás soltera, tu mente está activada para buscar a tu pareja ideal, incluso si en este momento no la buscas ni le das importancia a encontrarla, si aparece alguien por tu camino que cumpla tus requisitos, te enamorarás.

De manera inconsciente, cada uno de nosotros tiene una lista de requisitos almacenada en tu mente, que incluye algunas características que tiene que tener tu pareja idónea para que te enamores de ella. Si conoces a alguien y no cumple alguno de estos criterios, lo descalificaras de manera inmediata y solo lo verás como a un amigo. Esta lista la creas con base en tus experiencias pasadas, valores, gustos, antecedentes, creencias y estilos de aprendizaje. Estas pautas son subconscientes, por eso, los desconoces.

Tal vez, en algún momento de tu vida has estado en esta situación, donde, ahora que has terminado la relación, te has dado cuenta que te equivocaste y que lo único que puedes hacer es llorar y atravesar el duelo para eliminar este amor tóxico de tu vida y poder levantarte de nuevo. Es normal que pienses que todo lo que pasó fue solo una mentira y que todo el tiempo te estuvo engañando y que, si fue una historia de amor, lo más seguro es que sea una historia de amor equivocado.

Cuando saliste por primera vez con este hombre, te pareció una persona interesante, sexy, divertida y abierta, confiable y respetuosa. Lo más seguro es que te enamoraste de él sin pensar que tal vez estabas completamente cegada por el enamoramiento y que ese amor ciego solo iba a voltear tu vida de cabeza, a romperte los esquemas y hacerte completamente feliz.

La realidad es que ese amor te duró poco tiempo y después de unos meses, se cayó la venda de tus ojos, pero tú insistías en ponértela de nuevo; hasta que te diste cuenta de que las promesas de los primeros días no se cumplían, que cuando había mal entendidos, él huía de los problemas y no le gustaba conversar ni comunicarse de manera asertiva, contrario a lo que siempre te había hecho creer y que, al contrario, practicaba el hábito del desprecio y el reproche.

Historias sobre el amor equivocado: cuando te enamoras de una mentira


Cuando saliste por primera vez con este hombre, te pareció una persona interesante, sexy, divertida y abierta, confiable y respetuosa. Lo más seguro es que te enamoraste de él sin pensar que tal vez estabas completamente cegada por el enamoramiento y que ese amor ciego solo iba a voltear tu vida de cabeza, a romperte los esquemas y hacerte completamente feliz.

La realidad es que ese amor te duró poco tiempo y después de unos meses, se cayó la venda de tus ojos, pero tú insistías en ponértela de nuevo; hasta que te diste cuenta de que las promesas de los primeros días no se cumplían, que cuando había mal entendidos, él huía de los problemas y no le gustaba conversar ni comunicarse de manera asertiva, contrario a lo que siempre te había hecho creer y que, al contrario, practicaba el hábito del desprecio y el reproche.

Después te diste cuenta de que te mintió por primera vez, pero decidiste olvidarte de eso y pensar que nunca volvería a pasar, pero vinieron más y más mentiras. A estas alturas empezabas a sospechar que la venda ya no podía tapar más tus ojos y tenías que enfrentarte a la realidad, aunque te costara mucho trabajo darte cuenta de que el hombre del que te enamoraste era un egoísta, egocéntrico y manipulador que no tomaba en cuenta los sentimientos de nadie.

Y sabías que era tu error, porque tú decidiste aceptar una relación con él y caíste en sus brazos gracias a que él era experto en maquillar su verdadera esencia. Lo más difícil fue reconocer ese error, porque tu entorno no ayudaba. Tus amigas decían que tenía un novio encantador; tu familia creía que, por fin, habías encontrado una pareja buena y estable, de las que son para toda la vida.

Pero cuando tú pensabas en pasar el resto de tu vida con él, no te sentías feliz, te sentías atrapada, fuera de lugar y pensaste que habías fallado una vez más en no poder intuir la clase de hombre que habías dejado entrar a tu vida. Y, aun así, seguiste con él, como si no tuvieras la fuerza suficiente para tomar tus cosas y alejarte de esa relación.

Al final tuvo que ser él, vencido por la necesidad insaciable de buscar nuevas víctimas. Te había conseguido y ya no le significabas ningún reto, así que empezó a perder interés y soltaba la cuerda que los unía, con la esperanza de que entendieras la indirecta y te marcharas discretamente. Pero él no sabía que eres persistente en mis errores. Así seguimos un tiempo viviendo un amor de mentiras, indiferencias y rechazos, hasta que él se agotó.

Fue él y no tú quien dijo adiós y tú te quedaste con las ganas de dar el portazo, pero no tenías el valor ni la fuerza necesarios para hacerlo. Tal vez aún te duele, porque estás cansada de enamorarte siempre del hombre equivocado.

Debes saber que nunca es tarde para cambiar la manera en que piensas acerca del amor y de las relaciones y que dejes de creer que hay una sola persona en el mundo que cumplirá con tus requisitos y que, si esa persona se va, nunca encontrarás a nadie más. No busques pareja por miedo a estar sola, búscala cuando hayas aprendido de los errores pasados y estés dispuesta a recibir al mejor de tus amores.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Señales de que él es toxico para ti.

10 consejos para decir adiós (aunque le sigas amando)