¿Cómo influye mi historia de vida cuando elijo pareja?







Te ha pasado que al iniciar tu relación de pareja ¿te topas con cosas que te causan conflicto en ti mismo? o que tiendes a buscar el mismo tipo de parejas, tanto física como emocionalmente, y hasta llegas a dudar de tu capacidad para establecer relaciones de pareja sanas ya que solo has encontrado relaciones que te lastiman. 

Si estas pasando por una situación parecida es hora de darle una miradita a toda tu historia personal desde que eras un niño hasta ahora, porque cuando nosotros decidimos buscar una pareja siempre buscaremos rasgos o similitudes con personas o situaciones de nuestro pasado, pero descuida, en el momento que tu decides activamente trabajar en ello e ir a terapia eres capaz de romper con esos patrones y construir relaciones más sanas. 

La infancia. 


Usualmente cuando tenemos historias de abandono, de relaciones con falta de apego, abandono del padre donde si no se dieron las bases de afecto y de respeto a la individualidad es muy probable que esos niños de adulto se vuelvan personas dependientes y buscaran personas que en realidad no aman ni saben amar. Y por supuesto se desarrollan complejos de inferioridad donde la persona cree que no merece ser amada. 

Ahora, si por el contrario hablamos de una persona a la que se lo dieron todo, no hubo limites en la infancia y conseguía todo por medio de berrinches y rabietas es muy probable que exija que su pareja le cumpla los caprichos de igual manera que solían hacerlo sus padres cuando era niño. 

La relación con los padres a lo largo de la vida 
El primer modelo de relación romántica que tiene un niño es la de sus padres, por lo tanto, todo lo que ven, viven, sienten influye directamente en como van a percibir más adelante sus relaciones de pareja, cuando un niño sufre violencia es muy probable que tenga relaciones violentas siendo el maltratador o la víctima. Cuando viene de una relación de padres divorciados cuando era muy pequeño puede también sufrir de relaciones dependientes donde siempre tendrá miedo al abandono, como podemos ver existen miles de casos y situaciones que pueden causarnos grandes heridas y marcarnos cuando no hacemos nada por cambiar nuestro pasado y carecemos de inteligencia emocional. 

Los “Ex”. 

Cuando nosotros después de todas estas heridas antes mencionadas construimos relaciones de pareja con las cuales terminamos de forma dolorosa y no hacemos nada por sanarlas, estas hacen la herida aun mas grande y agregan experiencias dolorosas que nos hacen llenarnos de miedos e inseguridades desconfiando aun más de las siguientes relaciones. 

Llevamos una mochila cargada de pasado, de lágrimas no derramadas, de culpas, enojos, y nos llenamos de creencias errores, creemos que “todos son iguales” o que “no nacimos para el amor” cuando la realidad no es así, todos merecemos amor, todos somos capaces de tener mejores relaciones, pero solo voy a lograr desprenderme de estas ideas cuando cambio, ¿Cómo pretendes que todo sea diferente si sigues pensando y actuando de la misma forma? Es verdad que no todos manejamos adecuadamente la inteligencia emocional pero no significa que no podamos cambiarla, basta con decir ¡No quiero más seguir así! Y pedir ayuda, acudir con un profesional que me ayude a encontrar el camino, ha hacerme consciente de mis errores y dejar de esperar que los demás cambien. Recuerda que por más que alguien te ame, ni tu pareja ni nadie puede ni tiene la obligación de cambiar por ti, ese es un trabajo personal que hay que recorrer para encontrarnos, para poder lograr el amor que tanto deseamos y merecemos, pero como todo en la vida “el amor empieza por ti”.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.