Afortunadamente mi destino no eras tú




Hoy decidí hacer una introspección a mi vida, a voltear hacia el pasado y entender muchas de las cosas que me han sucedido y cómo fue que llegué a ello.

Y bien, después de todas las heridas, después de atormentarme por mucho tiempo por una relación que no funciono y luchar conmigo día tras días por recuperarme, poco a poco fui encontrando el camino, el sentido, aprendiendo a estar conmigo a agradecer por lo que no fue.



Cuando terminamos sentí que mi vida no tenía más sentido, hubiera jurado que eras para mí, había planeado toda mi vida a tu lado, todas mis decisiones giraban a tu alrededor y si tu no me hubieses lastimado como lo hiciste no me hubiera dado cuenta de todo lo que estaba dejando de lado por estar contigo, y hoy solo quiero decirte esto:

Afortunadamente no eras tu

No, ese no era mi destino y no lo sabía, había perdido muchas cosas que solía ser y amaba, y sé que no podía verlo, estaba perdidamente enamorada de ti, y no me culpo de ello, cuando uno se enamora no puede predecir que daño puede llegar hacerte alguien, pero hoy ya no estás aquí y no sabes cuánto lo agradezco.

Porque afortunadamente mi destino no tiene nada que ver contigo, no me limitas, no estás aquí para decirme que mis sueños no sirven, para decirme que moriré de hambre con mis expectativas de vida, y no sabes cuánto le agradezco a la vida haberme mostrado la realidad, uno no valora lo que le pasa hasta que pasa el tiempo y puede comprenderlo.



Y después de todo este tiempo por primera vez voy a admitir lo que me negaba a aceptar yo siendo una mujer tan preparada, tan feminista me había casado con un hombre machista y ni siquiera lo sabía!!! es increíble pero era evidente que me negaría a aceptarlo porque hacerlo implicaba aceptar que también tenía muchas cosas que trabajar en mi en mi autoconcepto y amor propio, pero bien dicen que elegimos la pareja que nos hará ver lo que nos falta.

Cuando trabajas activamente en ti aprendes de tus caídas, aprendí mucho no puedo negarlo, y hoy agradezco al cielo por ayudarme a poner los pies en la tierra y descubrir que:

Afortunadamente mi destino no eras tú, era yo, siempre lo fui, pero no lo sabía, me toco ir a mendigar amor en otros, ese amor que yo no me tenía pero que hoy me sobra y me ayuda a elegir mejores relaciones.

Con amor Evelyn Ly.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.

Cuando no eres la mujer que deciden amar