El arte de amarte a ti mismo

Cuando experimentados una situación que nos genera dolor buscamos la forma de mitigarlo y buscando respuestas muchas personas incluyendo familia, amigos, profesionales, nos recomiendan trabajar en "Nuestro amor propio", pero muchas veces solo nos quedamos con la idea de "tener amor propio" pero no llegamos a profundizarlo, damos por hecho su significado como si en realidad solo con decir "me amo a mi mismo" sea más que suficiente, pero no lo es, amarte a ti mismo implica un proceso de transformación para crecer como persona.

El arte de amarse a sí mismo.

A menudo me preguntan en consulta y, ¿cómo le hago para amarme?

Y, deberíamos empezar por definir que es el amor, y existen miles de conceptos, cada uno tiene su propio concepto, y miles de autores han escrito sobre ello, pero me gustaría enfocar estas líneas a una definición que para mí significa todo: 

“El amor es la alegría que me da la sola existencia de la persona amada”
Joseph Zinker

Y si el amor es la alegría por los otros, entonces si lo quiero aplicar a mí mismo debería preguntarme ¿Soy feliz por el simple hecho de existir? Quizás ni siquiera te has hecho esa pregunta, pero sí que vale la pena responderla, porque implica amarme no por lo que soy ni por lo que tengo, ni por lo que he logrado, implica desprenderme de todo lo material que tengo, desapegarme de mis razones para estar vivo sino simplemente ser feliz por el hecho de tener la fortuna de EXISTIR.

Amarse a sí mismo implica muchas veces renunciar a los otros para ser felices, desprenderme de relaciones tormentosas que lejos de hacerme crecer me alejan cada día más de mí.

Amarse a sí mismo significa renunciar a creencias impuestas por los demás que me limitan y no me dejan crecer como persona, que juzgan y no aceptan.

Amarse a sí mismo es el comienzo del amor real, de relaciones más sanas, porque solo cuando te amas puedes darte cuenta de que tipo de relaciones estas formando y si son benéficas para tu vida.

Amarse a sí mismo es cuidar de tu mente, de nutrirla con información sana, de leer cosas que me ayudan a crecer, a cultivarme, de pensamientos e ideas, de escuchar lo que dicen los demás y solo quedarme con lo verdaderamente útil.

Amarse a sí mismo requiere cuidar de tu cuerpo, recordar que solo tenemos uno y que debemos cuidarlo, nutrirlo, ejercitarlo.

Amarse a sí mismo significa también creer en ti, en tu intuición, tener plena confianza en lo que haces sin importar la opinión ajena.

Amarse a sí mismo es desarrollar nuestros talentos, creer en ellos, y llevarlos a su máxima expresión.

Amarse a sí mismo es buscar independencia económica, sonara raro, pero no puedes ir lejos si antes no te preocupas por tener una buena economía, depender de los demás nos limita y baja la autoestima.

Pero en definitiva Amarse a sí mismo es aceptarnos como somos, respetarnos, y tener la capacidad de expresar nuestras emociones sin sentirnos vulnerables, aceptando que por mucho que yo me ame no significa que los demás también lo hagan, nadie tiene la obligación de hacerlo y por ende esto me ayuda a valorar a quien si lo hace, amarse implica perdidas de personas que no estarán dispuestas a aceptarme tal y como soy pero justo de ese amor que me tengo, encontrare la fortaleza para vivir con ello y porque no para soportar el dolor que conllevan ciertas perdidas que tendré a lo largo de mi vida.
AMATE, TE VAS A NECESITAR.

Con amor:

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Señales de que él es toxico para ti.

Hubiera jurado que era para mi.