No fuiste hecho para quedarte a vivir de tus recuerdos





Cada 27 días nuestra piel cansada se pierde. No fuiste hecho para mantener tu pasado dentro de ti, no fuiste hecho para llevarlo todo sobre tu espalda. Físicamente sueltas todo lo malo que te ha tocado, cada par de manos extrañas que desabrocharon tu camisa pero nunca tus demonios; Deja todo arrepentimiento, toda inseguridad. Siempre estás dotado de una pizarra limpia. 

Nuestro cuerpo es inteligente y deja atrás todo aquello que ya no le sirve, pero nuestra mente, ella nos traiciona y se niega a soltar lo que ya no esta, nos aferramos a los recuerdos, a la melancolía de lo que pudo haber sido y ya no es pero debes saber esto: 

"No fuiste hecho para mantener tu pasado dentro de ti"

Eres mucho más que esto, y es momento de soltar, de darte una oportunidad a ti mismo y vivir experiencias nuevas, no significa que olvides lo que viviste, las cicatrices están ahí para recordarnos el aprendizaje de lo vivido, pero debemos aprender a darle a cada cosa que nos paso un rinconcito en nuestro corazón que nos permita seguir adelante y no perdernos en el dolor por siempre. 

Todos contamos con herramientas para seguir adelante, pero no sabemos cómo utilizarlas, y tienes que encontrar la manera, podrás encontrar guías en el camino que te enseñen a lograrlo, un terapeuta es un excelente guia, pero no olvides que el mapa es tuyo y solo tu puedes dar ese paso, date una tregua contigo mismo, no solo intentes hazlo, ponte un alto a esos pensamientos recurrentes, tú puedes controlar cuánto tiempo pensar en una persona, distrae tu propia mente, hazle la guerra a tu recuerdo perturbador y di ¡Hoy no!, solo por hoy haz algo diferente, pinta, escribe, lo que sea que te apasione y que te aleje del sufrimiento pero sobretodo que te acerque más a ti, a descubrirte, a encontrar tu talento, a recordarte las cosas hermosas que tienes y por las cuales vale la pena luchar. 

Lleva tus manos al corazón y repitete a ti mismo: Hoy ya no estas aquí conmigo, sin importar las razones de ello, sin importar si me hiciste daño o no, ya no te quiero aquí mas tiempo conmigo, yo te libero, te libero de mi mente y de mi cuerpo, no quiero que habites en mi ni un minuto más, Hoy te digo adiós porque donde mis alas ya no pueden protegerte yo te dejo con Dios, y decido continuar viviendo, porque contigo o sin ti es a mi a quien quiero y debo proteger. 

No fuimos hechos para quedarnos atorados en una sola etapa de nuestra vida, porque ¿qué sentido tendría vivir entonces? hemos de crear nuevos recuerdos y nuevas experiencias, la vida es solo una y no es tan larga como pensamos por eso debemos aprender a soltar aquello que ya no esta, sacudir nuestras melancolía y hacernos conscientes que las personas no son el camino, solo son compañeros de ruta que nos acompañan en el trayecto, pero el camino ese solo le pertenece al que camina.

Podrán destrozar todo a tu alrededor, podrán destrozar todo tu mundo, pero solo tu puedes volver a construir todo de nuevo, empezar de cero y seguir adelante, tomar los pedazos rotos que te quedan y hacer una mejor versión de ti.

Con amor:



Comentarios

  1. Wao! Eres admirable tus publicaciones siempre aciertan, aunque es difícil superar está etapa, dame las herramientas para superarla 😢

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.