Quien te trae tormentas y días de invierno es que no sabe amar

Existen personas que no saben amar, personas que por más que intentemos dar un poco de nuestra luz y nuestro amor no son capaces de comprender, porque no cuentan con los recursos, la gran mayoría de esas personas tuvieron una infancia difícil, y no tuvieron una figura que les mostrase lo que es el amor por lo cual van por la vida arrasándonos con sus heridas tratando de buscar un amor que no conocen.

La mayoría de las mujeres cuando conocemos a alguien así y nos cuentan que tuvieron una infancia difícil y que no han tenido los mejores recuerdos de la vida, nos empeñamos en convertirnos en rescatadoras, automáticamente nos metemos en el papel de "yo le voy a arreglar la vida" y tratas de darle lo mejor de ti, lo metes a tu mundo y haces de todo para verle sonreír pero lo cierto es que al final la que termina necesitando ser rescatada eres tú cuando la otra persona te lastima.

Y luego vienen los porque, ¿porque si yo le di tanto? ¿porque si yo lo amaba? ¿cómo pudo pagarme así? y lo cierto es que en realidad la otra persona jamás te pidió que la rescataras y en realidad el objetivo de ser pareja no es asumir el papel de padre o madre de tu pareja para sanarle sus heridas, ¡No! tampoco de complementarle lo que le hace falta, cada uno nacemos enteros y no necesitamos que nadie nos cure, cada uno debe vivir su proceso y su momento.

Recuerdo perfectamente que en una de mis crisis existenciales le comentaba a mi mejor amigo, que no entendía como él había dejado de quererme si yo me dedique a sanar sus heridas a curarle todo el daño que le habían hecho... y él me dijo dime una cosa ¿cuándo entra un paciente a terapia y se ha sanado que hace? y en automático le dije "Se va" y me dijo pues ya está, "felicidades, curaste a tu paciente", en ese instante solo me reí, y me di cuenta de lo que había hecho, y es que tenía toda la razón, si centré mi relación en ayudarlo a ser mejor persona y curarlo pues ya está, su ciclo se había cumplido y se había perdido el objetivo de seguir juntos, al menos para él.

Y así vamos por la vida tratando de rescata a quien no quiere ser rescatado, tratando de dar lo mejor de nosotros cuando la otra persona se empeña en demostrarnos que no nos ama y solo terminamos lastimados, y es nuestra responsabilidad alejarnos de quien no nos ama así que siempre recuerda esto:

Quien te trae tormentas y días de invierno es que no sabe amar

Y mereces mucho más que eso, mereces alguien que no tenga miedo de amarte como tu amas, que te respete, te de tu lugar y quiera construir una vida contigo, que no te haga sentir insegura/o, que no te haga sentir que puede irse en cualquier instante, mereces alguien que sepa amar.

Con amor: 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra