Aprendí a irme cuando no me quieren


Decirlo es fácil, pero llevarlo a cabo duele y duele mucho, marcharse las personas que uno quiere requiere de una entera decisión llena de amor propio para dar un paso adelante, recoger tus pedazos rotos y tener el valor de no mirar atrás para seguir adelante.

Hace un par de semanas platicaba con una amiga que llevaba ya muchos años separada de su expareja y sin embargo seguía stalkeandole, sabía todo de su vida, menos de la de ella misma y por supuesto el mismo tiempo que llevaba lejos de su ex llevaba sin una pareja estable, y no es que esto sea malo, lo triste es la razón por la que ella no estaba con nadie más: porque seguía esperándole por si un día regresaba.

Yo la escuchaba mientras me contaba como su ex ya tenía otra pareja y mientras ella trataba de decírmelo con naturalidad como si no le importara, sus ojos me decían otra cosa, me decían cuan triste estaba y lo desesperanzada que se sentía en ese momento, y yo me sentí triste porque ella es una persona importante para mí y mientras ella me seguía contando yo meditaba entre si debía decirle o no algo al respecto, y decidí que aunque ella se molestara conmigo no podía quedarme callada porque si lo hacía solo alimentaría su falsa esperanza y no quería eso para ella.

Así que lo hice, tome valor y le dije que me daba cuenta que ella estaba aferrada a un recuerdo, a una historia que hace mucho termino pero que se negaba a aceptar y que lo más sano para ella era dejar de saber de él para poder dar el siguiente paso, me miro con incredulidad y se ofendió y me dio mil razones por las cuales ella sabía de él en las cuales por supuesto ella no era responsable, sino la casualidad de las personas que tenían en común.

Por supuesto ella se dio cuenta en mi cara que yo no le creía nada y me dijo y entonces, dime... ¿Tú como le hiciste para olvidarlo? porque puedes seguir adelante y no tienes miedo de volverte a enamorar, ¿porque te ves tan contenta después de todo lo que viviste? seguramente es porque ustedes viven lejos ahora y te es más fácil hacer como que él no está y te engañas a ti misma.

Solo la mire a los ojos y le dije... NO, no tengo nada que fingir, terminar mi relación fue profundamente doloroso, pase noches enteras llorando, partiéndome el alma, preguntándome si no fui suficiente para él, culpe a Dios, a la vida, a mí misma, a mi familia, en fin llore meses enteros sintiéndome culpable de todo, hasta que un día me encontré una pregunta que me hizo cuestionarlo todo y lo entendí: 

¿Porque quieres estar al lado de alguien que no te ama, y se ha encargado todo este tiempo en demostrarte su desprecio?

Y esa pregunta colapso mi mente, no tenía la respuesta y me hizo pensar y pensar por días, hasta que lo entendí, entendí que no se trataba de cuanto yo lo amara o no, ni de cuan incondicional pude o no haber sido en la relación, ni tampoco se trataba de si era culpable o no, simplemente se trataba de saber que para que una relación funcione ambas partes deben amarse y basta con que una deje de hacerlo para saber que todo se ha terminado.

Aceptarlo duele, pero una vez que lo procesas te das cuenta que por más que quieres a alguien no puedes amarlo más que a ti mismo, y entonces te cuestionas ¿porque quiero ir tras él, si no me ama? ¿qué puede ofrecerme sino tiene una idea de mi valor? cuando yo logré entender todas estas preguntas pude dar el siguiente paso de mi vida y aprendí a no quedarme en un lugar donde no me aman.

Merezco mucho, merezco todo el amor que yo tengo para dar y si una persona no es capaz de amarme ya no me enojo, simplemente tomo mi amor y mi dignidad y me voy, porque no voy a conformarme con amor a medias, que solo te rompen y jamás están, un día aprendes a no quedarte en un lugar donde no te aman como tu mereces.

Con amor:


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Personas que buscan otra pareja de inmediato tras una separación

«No te molestes en mandarle un mensaje de WhatsApp. Si no te busca, no le interesas»

5 consejos de Walter Riso de cómo alejarte de tu ex