Aprendí a curarme sola

Nada es lo suficientemente fuerte que no me permita levantarme. He tenido pérdidas que me han roto el alma, se han ido personas de mi lado con las cuales pensé que nunca podría seguir adelante, he perdido cosas, animales que ame más que algunas personas.

Y cada herida me hizo más fuerte. Me enseño que por mucho que ame a alguien, las personas son parte del camino, pero no son mi vida, solo son compañeros que transitan por la vida al igual que yo, y que cada persona con la que he topado y se ha ido, vino a dejarme algo de sí misma, vino a enseñarme cosas que yo no sabía de la vida y aprendí.

Por más doloroso que sea, agradezco a la vida por haberlos puesto en mi camino, por haberme dado un poco de cada uno de ellos, por haber compartido conmigo momentos de alegría y de tristeza, por los que me amaron y por los que no, por los que fueron mis amigos y mis enemigos, por los que me entregaron lo mejor de sí mismos y por los que me rompieron en pedazos antes de irse.

Hoy puedo decir que, gracias a ellos, Aprendí a curarme sola, aprendí que aun con el corazón herido la vida continua y no me puedo detener porque tengo muchos sueños aún por cumplir, muchas otras personas por conocer y vivir nuevas experiencias.

Ya no tengo miedo de vivir, de arriesgarme a sentir, ya no temo que me rompan el corazón porque sé que al final de cada herida me tengo a mi, que me basto y me sobro para seguir adelante, sé que soy capaz de levantarme una y mil veces si me caigo.

He aprendido a darle un lugar en mi corazón a cada persona que lo habita sin depender de ellas, me he enamorado varias veces y muchas veces he salido herida, me hago responsable de creer en los cuentos de hadas y dejarme llevar por mis sentimientos, porque al final todas esas personas que me rompieron entraron a mi corazón bajo mi consentimiento, porque, así como uno elige a quien amar, también elije a quien puede romperle el corazón.

Pero hoy no tengo miedo, transformo mi dolor en arte, mi arte es escribir, todos tenemos una manera de expresar nuestras emociones, es imposible no sentir dolor es inevitable, pero lo importante es saber qué hacer con él, grandes artistas tomaron su dolor y lo transformaron en música, en libros, en pinturas, lo bonito del dolor es que te conecta contigo mismo y solo busca una salida, una salida que puede ayudarte a conectar con lo mejor de ti, con tus talentos, con lo que eres, solo es cuestión de que lo dejes salir y le grites al mundo: Gracias por todo pero yo, yo me curo sola...

Con amor: 




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.