Hoy me perdono por creer que no era suficiente



Hoy me cansé de llevar esta carga sobre mi espalda, una carga que no me pertenece, que nadie me dijo que me llevara, pero como siempre decidí asumir.



No puedo contar todas las veces por las que me culpé después de que mi matrimonio terminara, buscaba todas las razones por las que no era suficiente, buscaba todas las cosas que pude hacer mejor y no hice, todas las palabras que él me dijo aquella última vez en que estuvimos juntos, y en todas tanto en mis ideas como en las palabras de él, en todas yo era culpable.

Y es que cuando tienes el corazón roto eres totalmente vulnerable a ello, te crees cada palabra, cada acto, y decides asumirlo todo, como si fueras un bultito sin fin al cual se le puede depositar todo sin un fondo final.

Solía torturarme durante las noches, cuando el silencio llegaba y nadie podía verme, las lágrimas recorrían mi rostro y tenía grabada tanta información en mi mente, y nunca cambiaba, siempre de alguna forma terminaba torturándome por no ser suficiente mujer, por haber subido de peso, por no haber accedido a sus deseos sexuales, por no encontrar un empleo que me hiciera prestigiosa, por no ser la compañera que el merecía.



Ho por Dios que cuando encuentras agua en un pozo y no dejas de rascar, te juro que vas a seguir encontrando más y más agua, hasta que un día tu mente colapsa, algo dentro de ti se enciende y decides dejar de rascar, te das cuenta que eso lejos de "hacerte volver" te está hundiendo y claro con tanta agua te vas a terminar ahogando.

Pero ese día solo llega cuando tu así lo decides, nadie, ni tu mejor amiga, ni tu mamá, ni tu hermana, nadie puede grabarte en la mente que no es así, se requiere de herramientas que solo tu posees, pero para acceder a ellas antes debió haber en ti, aunque sea un poquito, un poquito de amor propio para darte cuenta que eres mucho más que suficiente.

Para darte cuenta que todo lo que tú eres, lo que tu aportas al mundo es maravilloso y que has ayudado a infinidad de personas a salir adelante, y que esa persona no tiene una idea de lo valiosa que eres, pero ¿cómo ha de saberlo? sí ni tu misma lo recordabas!!!

Hoy me perdono por creer un día que yo no era suficiente, por haberle permitido a otra persona hacerme tanto daño, por no darme cuenta a tiempo de lo que estaba viviendo y haber creído que eso que tenia se llamaba "felicidad".



Por conformarme con migajas y no darme a mí misma el lugar que merezco, pero también agradezco, si agradezco haber tenido que pasar para ello para tener que levantarme yo sola y darme cuenta de la gran persona que soy y que, si bien no puedo cambiar mi pasado, hoy puedo construir uno mejor, uno donde nunca se me olvide: que yo soy mucho más que suficiente.

Con amor:


Comentarios

  1. La verdad es que así me siento pero confío en Dios que me ayudara a salir de esto.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

El síndrome del "no soy suficiente"

5 razones para no perdonar una infidelidad

Síndrome de abstinencia emocional: el dolor tras la ruptura