Cuando te mueres de ganas por escribirle a tu EX


Es un viernes por la tarde, no tienes nada que hacer, dan las 6 de la tarde y te entra la angustia, la desesperación por saber que está haciendo, lo/la estalkeas para no variar y sabes que está en línea, entras en desesperación comienzas a imaginar miles de cosas y razones por las cuales escribirle en tu mente, te convences de que él/ella no lo hace porque no sabe si le responderás o porque sientes que en la última charla no le diste a entender que podía seguirte escribiendo, en fin te inventas mil cosas, pero al final en ese huequito de tu corazón sabes que ninguna es cierta, sabes bien que si en verdad quisiera saber de ti ya te hubiese escrito.

Si es doloroso reconocerlo, a ninguno de nosotros nos gusta sentirnos en el olvido de alguien a quien nosotros quisimos, a nadie le gusta sentir que no es suficiente ni preguntarse qué hizo tan mal como para que la otra persona nos trate con indiferencia, pero antes de que sigas autoflagelándote, sintiéndote menos y entres en crisis por las ganas de escribirle te invito a reflexionar por un momento todo esto que estas sintiendo, que tomes toda esta angustia, dolor y desesperación y la transformes en arte, si aunque parezca increíble puedes conocerte mejor en medio de tu desesperación.

Comienza por preguntarte a ti misma/o:

¿En verdad extraño a esa persona o solo me da pánico la idea de estar sola/o?  ¿Como me sentí la última vez que lo/a contacte y me trato con indiferencia? ¿de verdad estoy tan necesitada/o de afecto como para rogar por el? ¿es esto lo que merezco?

Una vez que tengas todas esas respuestas o al menos algunas respira, date cuenta de que nada de lo que hagas hará las cosas diferentes con tu expareja, tal vez lo único que cambiara será que estarás un poco más humillada/o de lo que ya estabas, pero nadie que no te haya respetado antes lo hará si no te das a respetar, si no te valoras tu misma/o y siempre estás ahí como tapete esperando por esa persona.

El darte cuenta de esto es doloroso, pero nos acerca más a la realidad y más rápido podremos afrontarlo, ten siempre tus recursos para poder actuar ante una crisis como esta, los recursos son las personas que te quieren, actividades que te gustan, o incluso hacer ejercicio puede ser muy liberador:

Busca a los que te quieren: Tener una persona en quien apoyarte cuando entras en angustia es mágico, esa persona siempre te recordará las razones por las que ya no estás el lado de esa persona y porque es importante que mantengas tu distancia y si esta persona tiene una profunda relación contigo, te regañara lo necesario para que mandes a volar todas esas ideas paranoicas y autodestructivas. Las amigas y hermanas regañonas son una bendición.

Realiza una actividad que te guste: Todos tenemos talentos que los demás no conocen y que podemos explotar pero nunca nos damos tiempo para ello, realizarlo en ese momento te ayudara mucho a liberarte de la ansiedad de buscarle, escribir lo que sientes es increíble, pero si lo tuyo no es el texto entonces puedes pintar, hacer una escultura, cantar, o redecorar tu habitación, lo importante es hacer algo que te haga feliz para liberar la tensión.

Haz ejercicio: este es uno de tus más grandes aliados, ya que practicarlo tiene grandes resultados y beneficios, el primero es elevar tu autoestima, verte mejor te hace sentir mejor, pero sin duda uno de los beneficios más importantes es que produce químicos que generan felicidad, reduce el estrés y alivia la ansiedad.

Date un minuto para ti: Respira, siente, contacta con esa emoción y acepta que es solo tu angustia y miedo a seguir adelante, y deja que la emoción que viene salga, si es enojo déjalo llegar, si es tristeza contacta con ella y si necesitas llorar date permiso de hacerlo, extrañar a alguien es tan humano como respirar y el hecho de que esa persona ya no le venga bien a tu vida no significa que no te duela aceptarlo.

Elimínalo de tu vida social: Este es el paso más difícil de llevar acabo, pero el más necesario, mientras menos sepas de esa persona más rápido podrás avanzar, y dejaras de stalkearle, de buscarle, tendrás que aceptar que tu vida sigue y que esa persona ya no forma parte de ella, tal vez sea un instante, tal vez sea un siempre, pero necesitas hacerlo para poder pensar y continuar.

Como puedes ver existen muchas cosas que puedes hacer para calmar tu angustia y dejar de buscar a quien no te quiere, pero debo decirte que para que esto funcione, para que cualquiera de las actividades que elijas hacer te den resultados van a depender de una sola cosa: 

De que te quieras tantito y tengas la fortaleza de decirte a ti misma/o merezco más de lo que esa persona puede darme y no voy a conformarme con sus migajas.


Con amor: 



Comentarios

  1. Gracias infinita Dios te mando adarme esas paz esa fuerza esas ganas de vivir gracias gracias

    ResponderBorrar
  2. gracias.. mira que son cosas que uno sabe, pero cuando las lee de otra persona, como que inmediatamente recapacito y me digo.. No quiero sus migajas, ni su frialdad, ni su indiferencia.. Mil gracias por darme ánimo..

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra