La regla del 90/10: Si yo cambio todo cambia

Es curioso como todo lo que nos ocurre a nuestro alrededor tiene mucho más que ver con las decisiones que tomamos cada día que con otra cosa, muchas veces culpamos a la vida, al destino, a las personas por todas aquellas cosas que nos suceden y no nos percatamos de la responsabilidad que tenemos sobre ello.

Es verdad que tampoco todo puede ser mi responsabilidad como la muerte de algún familiar, un desastre natural o algo que se salga de mi control, pero en la mayoría de las cosas si que puedo decidir como afectaran en mi vida:



En su regla del 90/10, el escritor Stephen Covey asegura que realmente no existe eso que llamamos “azar” en nuestra vida cotidiana. Él ha dicho que cada persona tiene el poder de escribir su destino con detalles, y manifestarlo tal cual lo ha decretado. Nosotros mismos decidimos cómo será nuestro día.


Lo que explica Covey, es que sólo el 10% de los eventos en nuestras vidas están fuera de nuestro control, y esos son los que pasan “afuera”. Es decir, las circunstancias que ocurren externamente a nuestra vida, pero que nos afectan directamente, y pueden o no influir en nosotros, dependiendo si lo permitimos o no (el 90%).

No podemos evitar que se nos caiga un plato al piso, o que nuestro tren se retrase, sin embargo, lo que sí podemos controlar es nuestra propia reacción ante dichas circunstancias adversas.

Stephen Covey asegura que un evento tiene 10% de realismo, y el otro 90% es el resultado de nuestra reacción.

Si tu reacción es negativa (reacción estresada y de mal humor), esto repercutirá en tu estado de ánimo general y en lo que estés creando en ese momento para tu futuro inmediato y no tan inmediato.

El 10% de la vida son cosas que nos pasan. No tenemos control sobre estos eventos. El 90% de nuestra vida depende de cómo reaccionamos ante las cosas que nos suceden. Podemos tener control total sobre nuestra elección de reacción ante las cosas que nos suceden.

Vivir con consciencia el día a día nos convierte en seres más armoniosos y más felices. La auto-observación debe ser constante, analizando a cada momento nuestro comportamiento y nuestras reacciones para obtener el máximo aprendizaje con cada acción.

Si alguien te adelanta en la carretera, déjalo pasar y no te enganches…No te apresures para alcanzarlo y gritarle, ¿qué diferencia habrá si llegas al trabajo unos segundos más tarde? Tu armonía mental vale más que un EGO satisfecho.

La regla 90/10 es una excelente estrategia de pensamiento responsable con la cual eliminamos nuestro papel de víctima, y nos otorga siempre el poder de elección.

La forma más completa de ceder tu poder, es cuando te esfuerzas por conseguir la aprobación de los demás ignorando tu autenticidad. Deja de enfocarte en obtener la aprobación de los demás y empieza a mejorar lo que ya eres.

No le des permiso a los demás de hacerte daño, es tu vida y tus decisiones...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Señales de que él es toxico para ti.

Hubiera jurado que era para mi.