Las razones científicas de la infidelidad


La infidelidad es un tema que nos causa mucho dolor a quienes hemos tenido parejas que nos han roto el corazón por alguien más, y muchas veces tratamos de entender porque, nos sentimos mal con nosotros mismos, nos culpamos por no ser suficiente para nuestra pareja, por no haber dado más y entramos en un conflicto mental muy grande, bien pues como todo en la vida todo tiene una explicación y va más allá de nosotros.

Este artículo es para ti que te sigues sintiendo mal por la infidelidad de tu pareja, aunque el saberlo no aminora el dolor al menos nos ayuda a entender el porque y a dejar de darle vueltas a nuestra cabeza con el mismo tormento una y otra vez:

En un estudio de la National Library of Medicine de Estados Unidos se descubrió una variante genética que impacta a la hormona vasopresina, que se cree está relacionada con los vínculos emocionales.

Esta hormona tiene poderosos efectos sobre los comportamientos sociales, como la confianza, empatía y unión sexual en seres humanos y otros animales.

El Instituto Karolinska, en Estocolmo, realizó un estudio mediante el cual científicos analizaron el ADN de 552 pares de mellizos, todos con hijos y en relaciones de larga duración. Algunos vivían con su pareja, y otros estaban casados.

Los científicos descubrieron que los hombres que tenían la versión de un gen (la variante 334) obtuvieron menos puntos de sus parejas en lo referente a la fortaleza de su relación. Otros mostraron menos probabilidades de estar casados. Y si lo estaban, tenían más probabilidades de haber experimentado problemas maritales por sus infidelidades.

Según los autores, los hombres que tenían dos copias de esa variante mostraron el doble de posibilidades de ser infieles. 

Creen que el gen, que se encontró en 40 por ciento de los hombres, puede afectar la forma como el cerebro utiliza la vasopresina y se combina con la oxitocina. 

Otra estudiosa del comportamiento humano Helen Fisher biólogay antropóloga ha publicado sus conclusiones en diferentes ensayos:

Sus estudios por más de 30 años han concluido que el amor no es una emoción sino un sistema cerebral relacionado con el apareamiento y la reproducción. Entre sus investigaciones nos ha develado algunas ideas sobre por qué las personas son infieles:

1. La monogamía es solo una estrategia de reproducción humana. Estudios realizados en Estados Unidos han mostrado que casi el 40% de los hombres han sido infieles, mientras el 25% de las mujeres lo han sido.

2. La arquitectura cerebral puede contribuir a la infidelidad: existe un impulso sexual que nos lleva a buscar apareamiento con otras personas. El amor romántico surgió para enfocarnos entre todas las personas en una sola para conservar la energía reproductiva. Y el apego surge para tener un hijo y permanecer juntos durante la infancia. Según palabras de Fisher: “Esta arquitectura cerebral hace que sea biológicamente posible expresar sentimientos profundos de unión por una pareja, mientras que uno siente amor romántico intenso hacia otra persona, mientras que uno siente el impulso sexual hacia otros”.

3. La infidelidad es una realidad en casi todas las culturas: el estudio de las relaciones en todas las sociedades ha permitido descubrir que la infidelidad es un comportamiento presente en todas, desde los romanos y griegos, la era industrial, los indígenas de las selvas de Brasil y las sociedades tribales de Tanzania.

4. Existen diferentes tipos de infidelidad: que van desde el intercambio netamente sexual, las relaciones más románticas y las infidelidades que mezclan estos dos aspectos.

5. Las características económicas, emocionales, psicológicas y culturales influyen en la frecuencia y expresión de la infidelidad.

6. La infidelidad no está necesariamente basada en una relación infeliz: un estudio en el que se preguntó a hombres y mujeres infieles que calificaran la felicidad en su relación, el 56% de ellos y el 34% de ellas aseguró que estaban con una pareja que los hacía felices o muy felices. Lo que permite pensar que la genética tiene que ver en este comportamiento.

7. Aunque la ciencia revele estos datos, también se ha comprobado que existen parejas que terminan su vida juntos basados en la fidelidad. Tomar una decisión y orientar su vida bajo estos parámetros hace que se pueda compartir la vida siempre con la misma pareja.

En definitiva existen muchas razones por las que una persona puede ser infiel, podrá justificarse científicamente, podremos tener genes que nos impulsen ha hacer cosas sin embargo me gustaría terminar este articulo con una frase de Victor Frankl que lo dice todo:

“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino.”


Es verdad que somos humanos y que por ello cometemos errores, pero somos capaces de aprender de ellos, rectificar el camino y hacernos conscientes de que es lo que queremos para nuestra vida.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra