Ojalá que un día encuentres el amor que te mereces




Se que ahora tienes miedo de volverte a enamorar, que desechas cualquier posibilidad de relación, que el solo hecho de pensarlo te genera malestar y te molestas con cada persona que se sugiere iniciar una nueva relación.

Es normal sabes, cuando nos negamos a aceptar que todo ha terminado y que la vida sigue no podemos si quiera imaginar que un día podemos estar con alguien más, pero por suerte con el paso del tiempo y conforme aminoramos nuestro dolor nuestra perspectiva va cambiando y poco a poco comenzamos a ver las cosas desde otra mirada, y sintiendo esa necesidad humana de amar, y es por eso que hoy quiero dedicarte estás palabras:



Ojalá que un día encuentres un amor a tu medida

Un amor que te haga sentir todo lo maravilloso que tú ya eres, que te acepte y te respete tal y como eres, un amor honesto y puro que no te haga sentir incompleto, que te recuerde que somos humanos y tenemos derecho a sentir, a volver a vivir.

Eres una persona única e inigualable, mereces esto, mereces volver a enamorarte pero no de cualquier persona sino de una que te ayude a ser la mejor versión de ti, que te recuerde que no solo eres madre/padre, hija/o o profesionista, sino que te recuerde que eres esa persona seductora que muchos quisiera a su lado, que eres sexy, que eres deseable y que puedes sonreír por horas al sentirte el mundo de una persona aunque sea por un rato, por un instante, por un momento o quizás por una vida entera.



Ojalá que un día sueltes todos tus miedos y dejes de creer que no eres deseable, ojala que un día te canses de auto sabotearte y te dejes querer, ojalá que lo hagas porque lo mereces y al final de cuentas en esta vida, qué sentido tendría vivirla sino es para amar, porque el amor siempre lo vale, vale la pena penar por amor si este nos ayuda a ser la mejor versión de nosotros mismos y a amarnos a nosotros mismos cada día un poquito más.

Con amor:



Comentarios

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra