Cuando eres tu quien rompio otro corazón




Aceptar que somos capaces de lastimar a alguien que nos quiere no es fácil, hacemos lo que sea para evitar responsabilizarnos y seguir con nuestras vidas, pero cuando te han roto el corazón anteriormente no te permites ser así, porque sabes que el otro merece todo tu respeto, pero ¿cómo lo haces? ¿cómo aminorar el golpe? cuando sabes bien que no puedes quererlo/a como se merece.


La verdad es que por más que lo adornemos, por más que tratemos de ponernos en sus zapatos el dolor va a ser inevitable, porque esa persona te quiere y ha idealizado una relación contigo, ha construido sueños que tú no puedes seguir alimentando porque no sería justo ni para él/ella ni para ti.



Así que no nos queda más remedio que ser honestos y decirles la verdad, porque merece saberlo, merece una explicación de porque te vas, quizás nuestra responsabilidad ahí es mostrarle que es una gran persona y que el hecho de que tu no sientas lo mismo no significa que vale menos o que hay alguien mejor que el/ella, pero que en el corazón no se manda y es hora de seguir adelante.

Ninguna persona se merece sentir que no es suficiente para alguien, y el hecho de que no sintamos lo mismo no significa que no sea o haya sido importante en tu vida y lo menos que podemos hacer es decírselo, lo que suceda después de ello ya no es nuestra responsabilidad, si puede o no asimilarlo dependerá de él/ella únicamente, pero nuestro acto de amor hacia el otro es expresarle nuestro sentir y dejarle ir para que pueda encontrar una relación con el amor que merece.

Este fragmento lo escribí para un corazón que rompí y quiero compartirlo con ustedes, ojalá y te sirva de apoyo y puedas encontrar tus propias palabras para dejar ir: 



Se cuanto duele, he pasado por ahí, y lamento ser yo la causa de tu dolor, no sabes cuánto me hubiese gustado quererte como tú te mereces, eres una gran persona, sé que mi forma de quererte no es la que tu quisieras pero el hecho de que no te quiera como tu quisieras no significa que no lo haga, pero sabes, si algo he aprendido en la vida es que nada ni nadie nos pertenece, y nunca creí estar del otro lado y ser yo quien cause este dolor, pero eso solo me demuestra y me recuerda que somos humanos y que esto es así, gracias por toda las enseñanzas que me has dado, por tu tiempo, por conocerme un poquito más de lo que muchos suelen hacerlo, hoy quiero recordarte que mereces amor, un amor que yo ya no puedo darte, y no porque no lo merezcas sino porque en el corazón no se manda y como un acto de amor hacia ti, hoy te dejo ir, no puedo quedarme, hacerlo sería crear una falsa esperanza y se bien lo que es eso, sé que hoy no lo entenderás, sé que me odiaras por un tiempo y tal vez lo merezca pero es lo mejor que puedo hacer para que puedas continuar con tu camino...

Con amor: 

Comentarios

  1. Pensé que nunca hablarían de este tema, es muy doloroso ser "la mala" en la relación ser quien ya no quiere, ser la que debe poner el fin, pero aún así, no se atreve, por no hacer sufrir al otro y cuando se decide, el otro no acepta,

    ResponderBorrar
  2. Estoy casado hace 15 años con una mujer maravillosamente temperamental, la amé, el amor de mi vida. Yo tengo 50 años ella 35. En pandemia me terminó, sufrí gasté mis lagrimas, rogué, traté reconquistarla con detalles que ya había olvidado dar. Bueno llegó un día que me cansé y me dí cuenta que había terminado la relación. Comencé a chatear con amigas y volví a reír, a agarrar confianza en mi mismo, vi la lucecita en el fondo del túnel. Mi todavía esposa los leyó y ahora está enfadada a la potencia N. Le rompí el corazón? No creo pero el orgullo de dama engañada ha salido a relucir. En fin, a ver como termina esto.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.