La forma en la que se van, te lo dice todo


Y fue su silencio el que me dio todas las respuestas 
Víctor de la Hoz

Habíamos terminado, él me dijo que no me amaba más, mi corazón se partió en mil pedazos, tuve días enteros de lágrimas, pero no, no eran lágrimas de tristeza eran lágrimas de una espera; esperaba por él, no podía aceptar su respuesta, no podía creer que él había dejado de quererme, llámalo ego, miedo, tristeza, no lo sé, tal vez solo era la negación de mi duelo.

Lo espere mucho tiempo, sí. Solía quedarme en la sala por horas con un café en la mano, tratando de sentir calma y cada vez que la reja se abría me levantaba de un golpe esperando que fuera él. Debí repetir esa escena al menos 100 veces, imaginaba una y otra vez lo que le diría para perdonarlo. En todos mis pensamientos le hacía ver que no importaba cuanto fallo, yo lo aceptaba de vuelta.

Sin querer cuando me di cuenta habían pasado 2 meses, y yo seguía ahí esperando por su regreso, en un estado de espera permanente. Había congelado mi vida, la había puesto en pausa para que él volviera, deje de vivir, deje de soñar, me deje a mí misma en espera de un amor que no volvía.

Juro que leí todos los libros que pude para entender lo que sentía, para encontrar las respuestas, para saber que tenía que hacer para recuperarlo. Planeé cosas que incluso iban en contra de mis propios valores, todo con tal de recuperar un amor que no volvía.

Un día encontré esa frase que forma parte de mi vida: 

"La forma en que se van te lo dice todo” 
Rupi Kaur

Al principio pase de largo, y luego me pregunte ¿cómo? ¿la forma en que se van? y recordé esa escena tan dolorosa en la que no tuvo ningún mínimo tacto para decirme las cosas; su prisa, sus palabras, sus ganas de deshacerse de mi, la forma tan brusca de insultarme, y entonces paso por mi cabeza... él está con alguien más.

Con ese sentimiento atravesado, tome valor y sin pensarlo después de dos meses de silencio se lo pregunté; le envié un mensaje y le dije: ¿tienes otra pareja?, su respuesta después de borrar y escribir mil veces, fue "SÍ". No sé cuántas cosas me dijo para justificarse, solo me quede con esa respuesta, era lo único que necesitaba saber.

Entonces tuve un momento de insight (ver dentro de mi) y dije:  ¿cómo es posible?, todo este tiempo lloré por alguien que hacía mucho se había ido. Cuando yo me fui no hizo nada por recuperarme, ni siquiera por ese sentimiento de melancolía de tantos años, no había enviado un solo mensaje, no me había dicho nada, era evidente que hacía mucho me había dejado, pero yo no lo sabía.

Pero su silencio, su silencio estaba lleno de respuestas, las personas nunca dejamos de comunicar, aún en el silencio hay respuestas. Pero claro, era una respuesta que me negaba a aceptar; dos meses me tomo entender su silencio, dos meses para por fin comenzar a entender lo que él me había dicho en ese instante "Ya no te amo".

Fue entonces, solo en ese instante cuando pude comenzar a vivir mi duelo, y dejar que las lágrimas comenzaran su trabajo; ya no eran lágrimas de angustia, ni de una espera prolongada, eran lágrimas de comenzar a entender que todo había terminado.

Todos tenemos una historia, con sus propios matices, a cada uno le toca hacer su propio recorrido para entender las cosas, para vivirlas, llorarlas y soltarlas. Pero sí hay un punto donde todos podemos encontrar las respuestas, y es haciendo una introspección, escuchándonos a nosotros mismos, lo que nos negamos a ver y aceptar, no habrá cambio si me niego a aceptar la realidad.

Decía Einstein: "No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo", deja de lamentarte porque dejó de quererte, deja de poner tu vida en pausa, de quedarte en espera de un amor que ya no está. Si en verdad quieres saber lo que sucedió, comienza a escuchar dentro de ti, no necesitas más, escucha dentro, ¿qué te dice? Recuerda como terminó, recuerda esta frase: "La forma en que se van, te lo dice todo". 

Todo cambio siempre comienza por ti, con amor:


Si deseas iniciar un proceso de psicoterapia, puedes contactarme al inbox de la Página.





Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra