Tener el corazón roto significa que has vivido

 


Esta semana ha sido un poco compleja para mí. Tuve mi chequeo médico y me enteré que las cosas no andaban muy bien y que tenía que hacerme estudios, me asusté muchísimo he de reconocerlo, pero dentro de mí tenía la certeza de que las cosas no eran tan graves como parecían, y aún no sé cómo está todo, pero confió en que sea lo que sea estaré bien.

Esto me llevó a cuestionarme, a culparme, a pensar que tal vez debí cuidarme más, ser más responsable con mi salud, pero luego recordé que hay cosas que son inevitables y que no tenemos el control sobre ellas; por ejemplo después de un largo paseo en el frío puede que me resfríe pero no dejaría de vivirlo solo para evitar resfriarme. Quizás lo más que puedo hacer en dado caso es llevar un buen abrigo y dejar que mi aparato respiratorio haga el resto, pero no me gustaría dejar de disfrutar un buen paseo con tal de mantener mi salud intacta, porque si lo hago, quizás no me resfríe pero puede que desarrolle un cuadro depresivo por no vivir.

Y esto me resulto tan significativo en todos los aspecto de la vida que quiero compartirlo contigo. ¿Sabes?. uno de los grandes sufrimientos de la vida es vivir el desamor, muchos de mis pacientes después de haber pasado por una pérdida, un divorcio, una separación lo último que quieren es volverse a enamorar, siempre escucho las mismas palabras "no soportaría que me rompieran el corazón una vez más" y los entiendo, el dolor es terrible, pero también sé y confió plenamente en que son capaces de recuperarse y volver a sentir, porque si lo vemos desde la misma analogía:

Un corazón roto es el resultado de haber amado profundamente y sentido con cada poro de tu cuerpo. El contacto con alguien que te hizo vibrar con toda la locura que jamás habías experimentado y las cicatrices que quedan después de la pérdida son la máxima señal de que has vivido. 

Nadie te puede contar lo maravillosa que es la vida porque tú ya lo sabes y eso es lo que provoca tanto dolor, pero al mismo tiempo te da la certeza de que estás vivo; y si ya lo viviste una vez puedes hacerlo una y mil veces más de diferentes maneras, con diferentes personas, en diferentes experiencias: en  pareja, en los amigos, en la familia, en un hijo, en un sobrino, en cualquier cosa que te haga sentir pleno y amado. Siempre encontraremos las razones para continuar con esta vida.

En plena conciencia de que cada herida, cada pérdida significa una experiencia única por la cual ha valido la pena estar aquí. No tenemos garantizado nada en este mundo, nada, solo el presente, solo lo que vivimos aquí y ahora. Ser felices es nuestra responsabilidad, no de los que se fueron, sino de nosotros, así que si hoy tienes el corazón roto o estás enfermo solo quiero decirte esto:

No sé cuánto tiempo te quede, pero hoy estás aquí, estás respirando, disfruta, vive, arriésgate, haz valer cada cicatriz en esta vida, no permitas que tu cuerpo se vaya intacto, usa este traje llamado cuerpo, haz que cada instante valga porque solo existe una traición imperdonable en esta vida y esa es no haberla vivido al máximo.

Con amor: 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

La forma en la que se van, te lo dice todo

Voy a pedirte como ultimo favor: No me pidas que seamos amigos

Lo que sucede cuando termino una relación y aún sin sanar me involucró en otra