Creí que ya te había olvidado

 


Hace un tiempo que no se de ti, fue por decisión personal el alejarme, ya no tenía ninguna razón para quedarme, así que sin decir mucho te hice saber que me marchaba y no hiciste nada para detenerme; "cuando uno tiene que irse, tiene que irse" es tu frase recurrente, y tiene toda la razón, aunque en el fondo de mi corazón herido y enamorado deseaba que me detuvieras, que me dijeras que me amabas y que querías estar conmigo, pero eso solo era una fantasía, hacía mucho tiempo que tú ya te habías ido, o más bien me pregunto si, ¿alguna vez estuviste?, ¿alguna vez sentiste algo por mí?

¡¡Ufff tantas preguntas sin respuesta!!!! solo sé, que durante mucho tiempo te busque a través de otros hombres, parecidos a ti, grandes como tú, peluditos como tú, pero ninguno llenaba el vacío, incluso sé que rompí un par de corazones en el camino, sin darme cuenta y al buscarte en ellos causé un par de estragos.

Otros tantos solo me usaron al igual que yo a ellos, e incluso me enamoré de uno que conocí un poquito antes de una Navidad, pero él vivía atado a otros lazos que yo no podía desatar, así que renuncié a ese amor muy rápido y regresé a vivir en mi recuerdo, en el amor que sentía por ti.

Pero después de esa búsqueda interminable me di cuenta que si seguía por ese camino jamás te olvidaría y nadie me sería suficiente jamás.

Y así, han transcurrido un par de años ya, buscándote sin encontrarte, soltándote de a poquitos, mirando tu foto de vez en cuando, pero con la clara idea de que tenía que dejarte atrás, llevaba ya medio año sin buscarte, sintiendo ya lo había logrado, estaba conociendo a un chico y mi carrera seguía a todo lo que da. Estaba estudiando y estudiando como siempre, compartiéndote mis logros en mi mente, recordando cuando te contaba de mi carrera y lo bien que se sentía hablar de ello todo el día contigo.

Aun no me explico cómo es que me enamoré tanto de ti, jamás prometiste amor, jamás me dijiste cosas lindas y amorosas, jamás me dijiste te quiero pero dentro de mí se sentía como que sí, una vez mi terapeuta me hizo una pregunta que no pude responder, ¿qué perdiste cuando él se fue? uf, lloré no supe qué decir, inventé una respuesta pero sabía que no era la verdad, solo se quedó atorada en mi garganta, no podía procesarla, porque quizás la respuesta real era más aterradora que dolorosa y creo que hoy la responder, porque ya no tengo nada que perder.

¿qué perdí?

Todo, todo lo que para mí significaba amor en ese momento, tu amor me había rescatado de un dolor muy fuerte que llevaba en el alma, me había rescatado de mis miedos e inseguridades, de no creerme suficiente como mujer, tu amor me hizo sentirme erótica, atractiva, sexy, inteligente, todo lo que un día alguien me rompió antes de irse.

Tocaste cada parte de mi cuerpo como si fuese una obra de arte, besaste cada rinconcito de mi ser con una pasión increíble, hiciste que mirara cosas de mí que jamás había visto, hasta sacarme una foto era diferente, lo disfrutaba, hiciste que me enamorara de mi y hasta ahora lo comprendo.

Hace un par de días descubrí que te fuiste para siempre de mi vida, ya no vi más tu foto y me dolió hasta el fondo de mi alma, y no sabía porque me dolía tanto hasta ahora que escribo estas líneas, creí que ya te había olvidado, pero no es verdad uno no olvida jamás a quien amó, solo se acomoda un lugarcito del corazón que te permita seguir viviendo.

Ahora solo quiero decirte, gracias, gracias por irte sin romperme, sin llevarte aquello que me ayudaste a mirar, te amo, y sé que nunca voy amar a alguien como lo hice contigo, pero no significa que no pueda amar con toda el alma, solo de una manera diferente, gracias por los momentos, gracias por esas tardes interminables debatiéndolo todo, jamás lo pude replicar con nadie, lo dejaré como algo nuestro y buscaré una nueva forma de amar, y tal vez si miro de fondo toda esta historia, creo que en realidad, solo perdí a la persona que me ayudo a mirar todo aquello que ya había dentro de mí.

Para ti que estas pasando por el dolor de haber perdido a alguien que amaste con toda el alma te digo si vas a poder dejar atrás a ese gran amor, pero antes tendrás que acomodar qué fue lo que perdiste cuando se acabó, para poder soltar, resignificar su perdida y seguir adelante.

Con amor:


 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cómo ser feliz? Los 10 consejos de Aristóteles

11 frases de Mario Benedetti para un corazón roto

El amor se va (pero siempre vuelve)