Cómo identificar a un narcisista y sus técnicas de manipulación emocional



Las personas que sufren de desorden narcisista de la personalidad (DNP) suelen ser grandiosos pero carecen de sentido de la empatía por otras personas y tienen una sed insaciable de reconocimiento.

Hay bastantes señales que nos pueden ayudar a identificar a una persona narcisista, aunque en ocasiones, podemos llegar a confundir a un narcisista con una persona muy segura de sí misma y viceversa, sobre todo cuando hablamos del entorno empresarial.

Aunque en apariencia, un narcisista pueda parecer una persona muy segura en sus propias aptitudes, lo cierto es que son todo lo contrario: bastante inseguros. 

Según el psicólogo Joseph Burgo, autor de "The Narcissist You Know", el rasgo fundamental que les distingue es la falta de interés por los demás.

1. El narcisista únicamente está cómodo hablando de él. 

Es fácil distinguirlo en un grupo, pues el narcisista perderá el interés en una conversación cuando no se está hablando de él. Intentará redirigir toda conversación para poder hablar de él mismo, y mostrará indiferencia cuando los demás hablen de sus inquietudes o expresen sus emociones.

Según Burgo, el 5% de la población demuestra esta "cualidad", y va en aumento. Por ejemplo, si vas a una fiesta y alguien comienza a hablarte sobre su vida sin preguntar nada sobre la tuya, estamos ante una persona con un grado de narcisismo. Claro que como decíamos antes, va a ser muy fácil influir en esa persona si ese era nuestro objetivo. Si ese no es tu objetivo y te topas con un narcisista, pon cualquier excusa y déjale libre para que aburra a otro (porque te va acabar aburriendo).

2. Disfrutan diciéndoles a otros qué hacer. 

No es difícil que un narcisista se encuentre en una posición de liderazgo, pues por algún motivo, las personas que carecen de empatía, aunque sea contra intuitivo, suelen alcanzar posiciones de liderazgo en las compañías. Por tanto, en este terreno está en su salsa. Se siente poderoso y valorado, aunque sus súbditos le detesten. Si tienes un jefe narcisista, es muy fácil manipularle a través de ciertas habilidades sociales: decirle lo bien que hace su trabajo y lo mucho que lo admiras.

3. Más frecuente en hombres jóvenes. 

El psicólogo Frederick Stinson, encontró que es más probable que los hombres sean más narcisistas que las mujeres a lo largo de su "vida útil". De hecho, la cúspide del narcisismo se suele dar en la adolescencia, donde todos podemos llegar a ser narcisistas por definición. Pero lo lógico es que después, ésto vaya disminuyendo con la edad, cosa que no ocurre en muchos casos.

4. Visten "mejor" que otras personas.

Los narcisistas son grandes consumidores. De hecho, gran parte de las campañas publicitarias se enfocan al "narcisista que llevamos dentro". Les gusta ir a la moda, con tal de que cuando entren a una sala, todo el mundo les mire y hablen de lo bien que viste. Les gusta ir a la última en tecnología para asimismo poder ser el centro de atención mientras enseña sus nuevos y exclusivos juguetes.

Reconocerás a un narcisista porque se mirará de reojo en cada espejo de una sala para asegurarse de que va "divino".

5. No escuchan, únicamente esperan su turno de palabra. 

Un narcisista es esa persona que te hace una pregunta, y antes de que hayas acabado, ya está hablando otra vez de sí mismo. Cuando otros hablan, le observarás inquieto, con ese amago de querer intervenir inmediatamente. Buscará la constante aprobación de los demás, y si las personas de ese grupo están embelesadas con su conversación, no cesará de hablar.

6. Les gusta derribar a la gente.

Si un narcisista no puede sobresalir por sí mismo, encontrará como estrategia más eficaz el derribo de una persona o de todo un grupo de personas. Como aparentemente son personas seguras de sí mismas, y que pueden gozar de cierto status, sonarán creíbles, aunque no aporten demasiados argumentos. Es decir, pueden emplear frases del tipo "no tienes ni idea de lo que estás hablando" cuando una opinión no coincide con sus creencias.

Puede que algunos estén imaginando que el narcisista típico es una persona fracasada, pero lo cierto es que no tiene nada que ver con el éxito. Sin ir más lejos, un ejemplo de persona narcisista que todos conocemos no es otro que el multimillonario Donald Trump, el cual ejemplifica perfectamente muchos de los rasgos de los narcisistas.

Técnicas de manipulación de los narcisistas:


1.- La cortina de humo

Esta técnica de manipulación se resume con las siguientes frases: “eso no pasó”, “eso no fue así”, "¿estás loco / eres idiota?”.

2.- Proyección

Se trata de un mecanismo de defensa del yo que los manipuladores utilizan para colocar la responsabilidad de sus actos, sobre alguien más.

3.- Conversaciones sin sentido

Al discutir con un narcisista, debes prepararte para la avalancha de sin sentidos que te espera. Los narcisistas son expertos en utilizar cualquier recurso a su alcance para confundirte, como las conversaciones circulares, los hechos pasados y las ensaladas de palabras.

4.- Generalizaciones y descalificaciones

Los narcisistas no suelen ser inteligentes, sino que por el contrario, suelen ser intelectualmente perezosos, por lo que en vez de argumentar, prefieren generalizar y hacer afirmaciones vagas, así como desestimar tus opiniones y argumentos, tildando de loco o ignorante a su oponente.

5.- Tergiversación de los pensamientos y sentimientos del otro hasta el absurdo

Los narcisistas intentarán manipularte para hacerte creer que tus sentimientos son un defecto de tu carácter que evidencia tu propia irracionalidad. Se especializan en tergiversar tus palabras para hacer que suenen absurdas.

6.- Críticas destructivas camufladas de falsa bondad y de perfección imposible

Los narcisistas de manipularán para hacerte creer que sólo quieren ayudarte a mejorar, a ser feliz, o a sentirte más satisfecho contigo mismo, haciéndote ver todos tus errores, "por tu bien".

7.- Evasión al pasado

Los narcisistas son expertos en extrapolar la discusión actual a otra del pasado que se le parezca, pero en la que ellos supuestamente fueron la víctima, para así justificar su comportamiento con tu error del pasado.

8.- Amenazas encubiertas

Cuando los narcisistas sienten que su superioridad se ve amenazada, enfrentarán los desacuerdos desviando la atención hacia su derecho a discrepar y a las terribles consecuencias que puede acarrearle a su interlocutor el no estar de acuerdo con ellos, en forma de ultimátums.

9.- Insultos

La oposición a un narcisista los hiere de tal manera que a les genera ataques de ira incontenible. Al quedarse sin argumentos y, por ende, desprotegido, el manipulador intentará recuperar su confianza denigrando y descalificando a la otra persona a través de insultos a la inteligencia, apariencia o comportamiento del otro, como manera de invalidar su punto de vista.

10.- Condicionamiento destructivo

Los narcisistas intentan por todos los medios condicionar cualquier plan a su presencia y persona, de manera que si alguien quiere excluirlos, cualquier tipo de plan, como celebraciones o vacaciones, quede automáticamente arruinado o cancelado


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Personas que buscan otra pareja de inmediato tras una separación

«No te molestes en mandarle un mensaje de WhatsApp. Si no te busca, no le interesas»

5 consejos de Walter Riso de cómo alejarte de tu ex