Una mujer de 106 años de edad explica su longevidad por su renuncia a los hombres

Foto de ejemplo de: en.mundo.com
La británica Madeline Dye, de 106 años de edad, cree que el secreto de su longevidad reside en su rechazo a las relaciones amorosas. Dye reconoce que nunca ha tenido un cita en su vida y cuenta que su primera y única visita a un bar se produjo el día de su 90 cumpleaños, informa The Mirror

Esta mujer de Sheffield (Reino Unido) piensa que la decisión de renunciar a los hombres le evitó sufrir el estrés relacionado con el matrimonio y las relaciones. Dye vivió de forma independiente hasta los 103 años, cuando una caída hizo que empezase a necesitar asistencia. Hasta ese momento, ella misma se cocinaba y hacía los trabajos de casa. 

A pesar de que se tuvo que mudar a una residencia, sigue siendo una persona muy independiente y camina sin bastón. Su sobrina Diana Heaton, de 80 años de edad, cuenta que se viste ella sola y le gusta charlar con la gente haciendo gala de su sentido del humor. Cada vez que alguien le pregunta sobre sus relaciones amorosas, ella siempre responde: "nunca tuve de eso, por eso he llegado hasta esta edad".

Quizás para ella era la única manera de sobrellevar la vida sin sufrimiento, pero la verdad es que todos vemos el mundo de distinta manera, de hecho hay estudios que confirman que las personas casadas viven más años, así que esta situación depende de la perspectiva personal.

Y es que la verdad depende en no depositar en alguien más nuestra felicidad, tener un compañero de ruta que nos acompañe a disfrutar lo que nosotros mismos construimos es algo grandioso, las relaciones que si pueden restarte vida y felicidad son las relaciones codependientes donde vivimos a la sombra de alguien más y no nos auto realizamos como personas, por eso es que el disfrute de la vida depende de como tú la veas.

Y, ¿Tú que opinas?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.

Cuando no eres la mujer que deciden amar