eremofobia ¿Tienes miedo a estar solo?



El miedo a la soledad (conocido como monofobia, autofobia, isolofobia o eremofobia) ocurre en situaciones en las que una persona se queda sola o cuando ocurren circunstancias predecibles en las que debe permanecer solo, despertando en el paciente sentimientos de temor y ansiedad.

La soledad posee características tanto positivas como negativas dependiendo de la persona que la experimente, por un lado, existen personas que usan la soledad para lograr mejores estados de concentración o de inspiración creativa, como en el caso de algunos artistas; también se asocia a casos de experiencia de crecimiento espiritual y de construcción de la identidad.

Este temor a la soledad en un grado desproporcionado e irracional es conocido como eremofobia; una alteración psicológica que genera alto nivel de ansiedad.

Lo que más resalta al momento de identificar que dicho miedo es patológico, es el hecho de que afecte la vida del individuo de forma significativa hasta llegar a ser invalidante, limitando en gran medida su funcionamiento cotidiano. Podemos notar entre los síntomas de la eremofobia, los que se describen a continuación:

  • No poder razonar ni explicar sus sentimientos ante la situación de soledad.
  • El temor sentido ante el estado de soledad es desproporcionado, sin implicar una situación riesgo o similar.
  • Carecer de control sobre sí mismo, ante situaciones que estimulen el sentimiento de soledad.
  • Evitar por todos los medios enfrentarse a quedarse solo, hasta el punto de ser totalmente dependiente de una compañía ajena.
  • Persistencia de los síntomas a lo largo del tiempo.
  • Se presenta deterioro social con familia, amistades o pareja.
  • Pueden presentarse comportamientos histriónicos y llegar a fingir enfermedades con el fin de manipular su entorno.
  • Aceptación de tratos degradantes, situaciones de maltrato como en ambientes laborales, el acoso sexual o la violencia de pareja.
  • Desesperación, irritabilidad o agresividad, si se obliga a dejar solos.

Cuando el miedo a la soledad empieza a hacer algo angustiante, se pueden recurrir a medidas preventivas como:

  • Aprender a conocer y entender los pensamientos propios, evitando dar fuerza a las creencias adquiridas del entorno, generando ideas alternativas que propendan a una realidad más positiva.
  • Identificar los miedos, buscando entender el origen de su aparición y funcionamiento, en la experimentación de los momentos de aislamiento. Reflexionar sobre estos, permite identificar las situaciones que se relacionan al miedo y plantear un plan de acción que favorezca.
  • Priorizar y dar más valor a actividades gratificantes que conduzcan al descubrimiento de la autoestima, el autocuidado que mejore y aporte a la calidad de vida personal y a la calidad de las relaciones interpersonales.
  • En caso de necesitar ayuda porque aparecen sentimientos muy fuertes de temor que empiezan a limitar el funcionamiento normal de la persona, lo más conveniente es dirigirse oportunamente a un profesional de la salud mental para diagnosticar y plantear el procedimiento más adecuado.

La eremofobia puede ser tratada efectivamente con psicoterapia donde se incluyen recursos como la reestructuración cognitiva, la gestión del estrés, las habilidades sociales, la resolución de problemas, la autoestima y la exposición gradual a la soledad para que el paciente vaya aprendiendo a afrontar sus miedos cuando está solo.

Fuente:
Franco N. (2017) Cuando el miedo a la soledad controla tu vida afectiva.
Cuevas F. S F. ¿Tienes miedo a estar solo?.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.