Merezco un amor bonito y sano



Justamente después de haber vivido una tormenta en el amor, uno no quiere saber nada de relaciones de pareja, pero después de un tiempo en soledad, de negociación con uno mismo, el amor toma poder sobre nosotros y nos hace recuperas las ganas de enamorarnos.

Lo primero que pensamos es que esta vez queremos una mejor relación, negociamos con nuestro yo interno y ponemos más límites y anteponemos nuestra felicidad, entonces comenzamos a idealizar el nuevo amor, como nos gustaría que fuera porque sabemos que finalmente merecemos un amor bonito y sano.

Pero es en esa parte que debemos de tener cuidado, pues podemos confundir el amor con la idealización de la pareja y volver a vivir un tormento, dándonos cuenta que aún no tenemos claro en que consiste el amor sano.

Justamente hace unos días leía una imagen donde muchas chicas decían con ojitos de amor que soñaban con un amor así, eso llamo mi atención y leí con cuidado, como título ponía "yo quiero un amor así" y al leer el mensaje entre en shock, el texto de la imagen mencionaba algo así:

"Deseo alguien que tenga miedo de perderme, que solo tenga ojos para mí y que lo mejor de su vida sea yo"

Wow! cuanta posesión, cuanto egoísmo en una frase, ¿alguien que tema perderme? ¡¿de verdad?!, no imagino el tormento que debe vivir alguien que tenga miedo de que me vaya, seguramente se tratará de alguien que no sabe que las personas no nos pertenecen y que en algún momento puede irse en libertad.

De los ojos ni te digo, ¡tendría que quitarle los ojos tal vez y ponerlos sobre mi cabeza!, no lo sé, no imagino otra forma en que una persona solo pueda verme a mí, yo preferiría que pueda verlo todo, que descubra la belleza de las demás mujeres y aun así me siga eligiendo a mí, no por mi atractivo visual, sino porque la conexión que tenemos es más importante que lo demás.

¿Qué sea lo mejor de su vida? Eso sería el equivalente a no haber vivido, porque definitivamente las experiencias y momentos que tiene una persona son únicas e irrepetibles, y no pueden girar en torno a mí, hacerlo sería el equivalente a estar con una persona que no es feliz y que tuvo que refugiarse en mi para poder serlo, preferiría una persona que ya venga entera, que se baste a sí mismo como lo mejor que tiene en su vida y que el estar a mi lado sea por una elección y no una necesidad.

En fin, me quedo claro lo lejos que podemos estar de entender el amor cuando seguimos cegados en las falacias del amor romántico, que nos muestran en las películas de Hollywood...

Pero entonces ¿qué es el amor sano?

Un vínculo de amor sano requiere ser pensado, cuidado, nutrido y supervisado por una lúcida consciencia para que no se contamine de las trampas del ego que se mueve por el miedo… ¿Miedo a qué? miedo a ser abandonado, a ser herido, a ser atacado, traicionado o rechazado.

En el amor sano, no cabe la resignación ni el martirio, y si tienes que anularte o destruirte para que tu pareja sea feliz, estás con la persona equivocada.

No siempre seguir lo que nos dice el corazón nos lleva a buen puerto. Si no ponemos un poco de cabeza al momento de decidir continuar o no con un vínculo podemos desintegrar nuestra personalidad al punto de no reconocernos. ​

La inmadurez emocional y la inconsciencia puede ocasionar mucha ruina en dos buenas personas que no pueden con su vida y buscan en vano que su pareja los complete o les sane sus heridas.

Necesitamos aprender a pensar lo que sentimos y a sentir lo que pensamos para encontrar un justo equilibrio​.

Encontrar una pareja puede ser hermoso y nos hace sentir mariposas y miles de ilusiones, pero recuerda que edificar un vínculo sano y verdadero lleva tiempo y dedicación. Y recuerda que todo comienza a partir del amor propio, así toda relación que busque estará basada en un acto de amor y no en el de la necesidad, con amor: 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quédate soltero hasta que conozcas a alguien con quien puedas sentir estas 8 cosas

Cuando nos rompen el corazón y nos dejan por alguien más

No quiero perderle pero ya no le veo como mi pareja.