Tengo miedo de que nadie más me elija

 

Siento que nadie nunca se va a volver a fijar en mí. Me repetía una y otra vez, tratando de convencerme que no valía la pena volver a intentarlo, tenía mucho miedo de quedarme sola, y era más fácil quedarme a vivir de su recuerdo que dar un paso hacia adelante, y creo que invente un mundo en mi mente en el que regresábamos de mil formas diferentes, "negación" le llaman. Por mucho tiempo viví en la fantasía, recordando aquellos momentos en los que me sentía feliz al lado de mi ex, aunque esos momentos ya no existían, volver a ellos en mi mente era un lugar seguro, donde sabía que había sido feliz y no tenía que demostrarlo.

Me convencía a mí misma que no podía seguir adelante porque lo extrañaba, y le contaba a los demás que sentía que nunca más encontraría a alguien como él, incluso me lo contaba a mí misma y me lo creía en algunas ocasiones, era más fácil aceptar esa historia que aceptar la realidad que me daba tanto miedo.

Pero en las noches, cuando me quedaba sola y con los ojos cerrados no podía evitar sentir ese dolor, el dolor de sentirme abandonada y sentir que no me alcanzaba para que alguien me quisiera, sentir que las otras chicas eran más lindas que yo y que no era una opción para los hombres, me sentía sola, profundamente sola y poco elegible.

Planeé durante muchas noches como ser otra, quería operarme la nariz, bajar de peso, blanquearme los dientes, cambiar mis hábitos y renunciar a la que soy para poder ser atractiva y elegible, no puedo ni imaginar las veces que lo intenté y que fracasé, de verdad que me esforcé por ser otra, por renunciar a mí y ser el tipo de mujer ideal a la que todos eligen, hasta me sentía culpable por comer las cosas que más me gustaban.

Hasta que un día renuncié, dejé de intentarlo y comencé a comer todo lo que me gustaba incluso más de lo habitual y mi cuerpo cambio, no como yo quería sino todo lo contrario subí mucho de peso, pero me consolaba saber que así estaba segura de que no tenía que arreglarme ni esforzarme porque así definitivamente nadie me vería pues me volvería invisible para los ojos de los demás.

Hasta que un día estando en mi sesión de terapia, mi terapeuta me miró fijamente a los ojos y me dijo: "Sabes, por más que sigas subiendo de peso y escondiéndote, a los hombres les vas a seguir gustando, porque eres bonita, y es imposible no verte" sus palabras me llenaron de lágrimas, de tristeza y de felicidad.

Y en ese momento lo entendí, tenía tanto miedo de ser rechazada que vivía rechazando la posibilidad de que alguien se acercara a mí por miedo a no ser elegida, y tenía pruebas de que soy elegible, él no era el único hombre con el que había salido, había sido elegida muchas veces por otros chicos y había rechazado a muchos de ellos porque no me gustaban pero tenía tanto miedo que ni siquiera podía acordarme de ello.

Y hoy quiero decirte, a ti que me lees, no importa donde te escondas, o todo lo que te cuentes a ti misma/o por miedo a ser rechazada/o, TE VAN A VER, porque existes, porque eres una persona única y cien por cierto elegible, aunque ahora mismo no puedas verlo, no dejes que tu miedo de no ser elegido te niegue la posibilidad de conocer a más personas porque les estarás quitando la oportunidad de conocerte y de disfrutar tu presencia en sus vidas.

Con amor:





 


Comentarios

Entradas más populares de este blog

GALLETITAS, un cuento para reconocer nuestros errores

Carta de despedida para el esposo que abandono a su esposa embarazada

8 frases que las personas tóxicas usan para bajar tu autoestima